2011-03-17 20:03 FC Barcelona Por: Administrador

La desgracia de Abidal reforzará el vestuario culé



Así lo ha asegurado hoy a Efe Beatriz Galilea, responsable del Departamento de Psicología del Centro de Estudios de Alto Rendimiento Deportivo (CEARE), entidad adscrita al Consell Català de l''Esport de la Generalitat de Catalunya.

Esta especialista prefiere rehuir de la teoría, para centrarse en las palabras de los jugadores, como las que el segundo capitán del equipo, Xavi Hernández, lanzó ayer en rueda de prensa.



"Es el golpe más duro que he recibido, supera todo lo vivido en cuanto a deporte se refiere. Va más allá, es la vida de una persona. Es la peor situación que he vivido en un vestuario, pero vamos a intentar que nos una más", admitió el centrocampista catalán.

Una frase que va más allá de una simple opinión personal y transmite, en opinión de Beatriz Galilea, "el sentir de un vestuario entero, ante una situación dramática que nunca habían vivido como tal. Son inexpertos, y por lo tanto se deberán reconducir las consecuencias emocionales".

A pesar del "enorme impacto" en el grupo, Galilea ha detectado que el equipo "está transmitiendo ahora valores más bien personales, más allá de los puramente de rendimiento deportivo".



"El Barcelona es un equipo buenísimo a nivel técnico y físico, una bomba, pero es que además es un equipo humano muy fuerte. Pero con lo de Abidal, se han reforzado los aspectos humanos y eso les hace más fuertes", ha detallado esta experta en psicología grupal.

Con el anuncio de la enfermedad de uno de los jugadores más queridos por la grada, las referencias en el imaginario barcelonista llevaron de nuevo a desempolvar el recuerdo del secuestro del delantero azulgrana Enrique Castro ''Quini'', en 1981.

Durante el mes que aproximadamente duró su cautiverio, un Barcelona entonces liderado en el campo por Bernd Schuster y que iba lanzado hacia el título liguero, fue incapaz de ganar un solo partido, compungido por un suceso que convulsionó a toda la ciudad.

"Pienso que sacarán una lección, saldrán más reforzados y tendrán un motivo que todavía los unirá más -ha aseverado Galilea-. Es cierto que les ha impactado muchísimo, pero el Barça, tal como funciona a nivel de dinámicas internas, irá en la línea de reorientar, reenfocar y no dejarse llevar por las emociones".

El papel de Éric Abidal como líder del vestuario también tendrá su peso en esta evolución mental del equipo, ha apuntado la psicóloga. "Cuando estás muy cerca de un equipo, te das cuenta de quiénes lideran dimensiones en el grupo. A veces es un único líder, pero posiblemente, por las manifestaciones que han ido saliendo, él es psicológicamente muy bueno dentro del vestuario", ha apuntado.

Por ello, es posible que muchos de sus compañeros "se reflejen en las pautas que utiliza Abidal, para ser capaces de tolerarlo y seguir adelante", algo que ya intuyó en otra de las frases de Xavi: "Casi nos ha animado más él a nosotros que nosotros a él".

Bajo el punto de vista de la experta, la línea llevada por el club para gestionar la noticia es "muy buena y lo están gestionando francamente de manera muy positiva", por lo que "no deben cambiar nada de lo que están haciendo" y, solo si aparecen muchas brechas en el equipo, deben plantearse intervenir individualmente.

"¿Por qué debe haber un sentido negativo? -se ha preguntado-. Su enfermedad puede reconvertirse en un motivo más de lucha más. Del mismo modo, nos hemos acostumbrado a que no estén Jarque o Puerta, porque necesitamos sobrevivir. Si nos dejásemos desbordar por esas emociones, perderíamos el control de nuestra vida. No debemos pensar lo peor, sino que es una razón más".

Así, ha "aplaudido" también que el club catalán quiera ofrecer al francés renovar su contrato y ser de momento substituido por un jugador del filial, Andreu Fontàs: "Es un elemento tranquilizador para el jugador, que puede dedicarse a rehabilitarse y no estar sufriendo porque alguien pueda quitarle el puesto". "Guardiola gestiona muy bien el grupo y sabrá resolverlo. No quiere decir que no haya un gran componente emocional el próximo partido, como seguramente será, muy similar a cuando en la final del Mundial Andrés Iniesta mostró la camiseta de recuerdo a Jarque. Ellos establecen relaciones de amistad y de complicidad, y eso hace que el equipo sea aún más fuerte", ha señalado, antes de concluir: "Este Barça puede sorprendernos aún más".


Deja tu Comentario