2016-01-26 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

La diferencia entre la "subnormalidad" de Iniesta y Messi



El partido de Copa ante el Athletic en San Mamés sigue dejando consecuencias, en referencia a los episodios de violencia que se hicieron explícitos durante el partido. La Liga de Fútbol Profesional llevará ante la Comisión Antiviolencia los cánticos injuriosos que la hinchada del equipo vasco profirió contra Andrés Iniesta, anunciando su "subnormalidad" en la ida de los cuartos de final. Una decisión que en principio debería acontentar al Barça, pero que refleja todavía más una injusticia que ya es demasiado clara. En el texto redactado por la LFP que recibirá la Comisión se expone lo siguiente: "en el minuto 34, y durante el transcurso del juego, unos 500 aficionados locales (...) han proferido de forma coral y coordinada durante aproximadamente 15 segundos 'INIESTA SUBNORMAL'". Unos cánticos que si bien merecen castigo siempre, en según que circunstancias y según quien sea la víctima, no estimulan a la Liga a actuar al respecto.

Misma situación, distinto rasero

Y es que estos mismos cánticos son los que Cornellà-el Prat y Santiago Bernabéu le dedican a Leo Messi cada vez que el Barça visita el estadio del Espanyol y el del Real Madrid. La diferencia es que cuando la víctima es el jugador insignia del fútbol español, la LFP no duda en salir al paso para denunciar, mientras que cuando se trata del argentino nadie mueve un solo dedo. Parece que la "subnormalidad" es distinta según a quien se la atribuya. Tal y como indica la Liga en su texto, "se ha de hacer constar especial y expresa que, producidos estos dos cánticos casi simultáneos, el ATHLETIC CLUB envió a su personal de seguridad a la zona donde se habían producido los cánticos y hablaron con los responsables de dicho grupo exigiendo el cese de los mismos. Los cánticos cesaron de forma inmediata, sin que se hubieran vuelto a repetir durante el encuentro". Es, sin duda, una acción que la LFP nunca ha emprendido para defender a Leo Messi de las mismas injurias.  

Deja tu Comentario