2012-02-02 11:02 Real Madrid Por: Administrador

La directiva culé tira la piedra y esconde la mano



Parece que el Barça habla de los árbitros cuando le conviene, y fiel reflejo de este hecho es el vicepresidente del área de Patrimonio del club culé, Jordi Moix, que se ha puesto una venda ante la escandalosa mano de Pinto del partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey frente al Valencia celebrado este miércoles en Mestalla: "Pinto está un poco fuera del área en esa jugada, pero no lo voy a valorar. El Barça no está hablando de los árbitros, se preguntó si nos favorecían o nos perjudicaban y se contestó, nada más. Nos han pitado dos o tres penaltis en un año, pero hay que ser muy respetuoso porque es un trabajo muy difícil”.

Pero esta intervención no ha quedado ahí, ya que el señor Moix ha aprovechado para lanzar un dardo envenenado a José Mourinho: “No vamos a los parkings, sólo evaluamos lo que está pasando". Las palabras de Moix dejan a las claras los valores de la entidad azulgrana, que enjuicia una fotografía sacada de contexto, donde se ve a Mourinho en el parking del Camp Nou, obviando que el autobús blanco está enfrente del luso.



Estos parece que son los valores que ponderan ahora en Can Barça. Con el Madrid a siete puntos en la clasificación liguera, en el seno de la directiva culé existe el síntoma de que las cosas no van bien y que hay que hacer algo. Tarde, el discurso de hablar de los árbitros ya está muy visto, y el de atacar al rival más. Este es el seny.


Deja tu Comentario