2012-06-28 16:06 Real Madrid Por: Administrador

La distinta vara de medir del Valencia con Madrid y Barça



Como si existiera algún tipo de vínculo secreto entre Barcelona y Valencia, estos dos clubes parecen tener pactado un trasvase continuo de jugadores, y todo ello servido con una impune amabilidad por parte de los valencianistas, que no es tal cuando el interesado es el Real Madrid.

La dicha valenciana se viene gestando desde el trasvase de Pedja Mijatovic a la capital española. Aquel fichaje dolió mucho en el seno valenciano, lo que ha fraguado un gran rencor al ente madridista que se ha transformado en un total regalo de jugadores al Fútbol Club Barcelona.



Primero fue Villa. El Real Madrid preguntó por el delantero asturiano en 2007, pidiendo el club de orillas del Turia un total de 52 millones de euros por su traspaso, cantidad que un año más tarde se redujo en diez millones cuando el Barça fue el interesado, pagando por el ‘Guaje’ 42 millones de euros.

Con Silva la historia fue parecida. El conjunto valenciano pidió al Real Madrid 35 millones de euros por el canario, pero el conjunto blanco no acabó de cerrar la operación y vendieron al futbolista al Manchester City por una operación que rondó los 32 millones de euros, tres menos que las exigencias reclamadas al Madrid.

Luego vino Mata y el ofrecimiento al Barça, ya que antes de venderlo al Chelsea, el Valencia hizo un movimiento reflejo que asustara al Madrid y que este entrara en la puja por su ex canterano, pero el Madrid no picó el anzuelo.



Ahora, en 2012, la historia se repite y el Valencia vuelve a poner en bandeja de plata una de sus perlas, el lateral zurdo Jordi Alba, al servicio del Fútbol Club Barcelona, y de nada sirve que estos les arrebaten canteranos y que se enfaden con ellos, ya que el beneplácito y la barra libre está servida. 


Deja tu Comentario