2012-11-10 20:11 FC Barcelona Por: Administrador

La doble moral de Tomás Roncero con Messi



En Madrid están desquiciados. No saben ya qué inventar para borrar la humillación de un Barça "imperial" dominando la Liga con ocho puntos de ventaja sobre el tercero, que casualmente es el Real Madrid, y liderando su grupo en la Champions League, algo que tampoco está al alcance de Mourinho y su grupo de futbolistas enrolados en el Madrid a golpe de talonario.

Y además está lo del Balón de Oro, que se está cociendo a fuego lento a favor de Leo Messi. En lo de los ocho puntos de diferencia poco se puede hacer. Pero a Messi sí se le puede hacer daño y minar su prestigio con argumentos de dudoso origen, unos  inventados y otros absurdos.



Argumentos inventados, como el del periodismo sensacionalista de un informador catalán, Edu Polo, que trabaja para la SER, un medio de Madrid, que ha visto lo que no han visto casi dos decenas de cámaras instaladas en el Celtic Park y da a entender con una ligereza preocupante que Messi y Villa se llevan mal y que son reincidentes en su mal rollo. Una simple mirada ya da pie al interpretador a traducirla como "discusión" y a hablar de "quejas" y "contestaciones". Con amigos así en casa no hacen falta enemigos en Madrid para que inventen lo que no hay y desestabilicen el vestuario.

Y argumentos absurdos como el de Tomás Roncero, el gurú mediático del madridismo que, a falta de otro razonamiento de más peso. le atiza a Leo Messi porque no ha brillado en los dos Mundiales que ha jugado. El primero que disputó, en 2006, le pilló a punto de cumplir 19 años. Jugó 17 minutos ante Serbia y marcó un gol. y dio una asistencia de gol. Luego jugó dos partidos más y no apareció un sólo minuto ante Alemania, en cuartos de final, partido en el que Argentina fue eliminada en los penaltis. No parece muy justo cargarle la responsabilidad de la eliminación de Argentina a un chaval con 19 años recién cumplidos que vio el partido desde el banquillo.

Luego, en el Mundial de 2010, efectivamente, Leo Messi decepcionó en una selección a la que su responsable, Maradona, convirtió en un caos. Es su gran fracaso profesional hasta ahora, después de haberlo ganado todo con su club y de haber sido campeón olímpico con su país. Leo jugó en Sudáfrica 5 partidos, no anotó ningún gol y cayó de nuevo ante Alemania, pero esta vez por un estrepitoso 4-0.



Da la sensación de que Messi a los 25 años no ha ganado un Mundial y Cristiano Ronaldo en cambio ya tiene dos o tres en su zurrón. Pero no. En 2006 el portugués alcanzó las semifinales, cuando su papel no era determinante y el rol de estrella en el equipo lo ostentaban los Figo, Deco, Simao, Maniche o Pauleta. Luego, en Sudáfrica, la genuina Portugal de Cristiano Ronaldo fue eliminada en octavos de final, antes que Argentina (cuartos).

En total, Cristiano Ronaldo ha jugado 10 partidos en el Mundial y ha marcado 2 goles. Messi ha jugado 8 y ha marcado 1. No hay mucha diferencia. Por tanto, Tomás Roncero debería preguntarse también: "¿Contra quién ha empatado Cristiano Ronaldo para aspirar al Balón de Oro ganando poquito con su equipo y nada con su selección? ¿Y Raúl? ¿Contra quién empató Raúl en un Mundial para ser considerado un futbolista legendario? ¿Nadie se acuerda que España no fue grande hasta que no se desembarazó del ex ídolo del madridismo? ¿Y Di Stéfano? ¿Contra quién empató Di Stéfano vestido de rojo español? ¿Hay que enviar al infierno a Raúl y Di Stéfano porque no ganaron un Mundial con la selección española? Entonces, ¿a qué viene tanta saña contra Messi, un tipo que tiene todavía tres Mundiales por delante para cerrarles las bocas a todos?

 

 
//

 


Deja tu Comentario