2017-02-27 08:02 Real Madrid Por: Administrador

La dura acusación del Villarreal a los árbitros



Parece que en el Villarreal no han terminado de encajar la derrota que anoche sufrieron en su estadio a manos del Real Madrid. Los castellonenses, que tuvieron la victoria prácticamente en el bolsillo hasta entrada la segunda parte, se llevaron las manos a la cabeza al presenciar 'in situ' la gran remontada blanca, que culminó con un 2-3 que dejó mudo al Madrigal. La respuesta local, lejos de aceptar la superioridad merengue, ha sido acusar de forma muy grave a los árbitros, en unas palabras del presidente Fernando Roig que podrían traer cola e incluso sanciones al 'Submarino amarillo'.

La grave acusación de Fernando Roig contra Gil Manzano

El presidente del club amarillo pasó por los micrófonos de la 'Cadena COPE' tras el duelo, y sorprendió a todo el mundo cuando dejó entrever una acusación importante contra el árbitro del encuentro y los que le asistieron: "Gil Manzano y sus asistentes han salido del estadio con bolsas del Real Madrid. Eso no está bien, me parece a mí", apuntó Roig. Sin duda, el presidente del Villarreal ha escogido el camino más peligroso a la hora de analizar el partido. Sus palabras podrían traer consecuencias en la medida que constituyen una grave acusación contra Gil Manzano y la labor de los colegiados. Pero Fernando Roig todavía tuvo tiempo de quejarse de la acción del penalti de Bruno: "Creo que después de un penalti, que no ha sido, no podemos hablar de una remontada del Real Madrid. Todo el mundo dice que la mano es en rebote, pero el rebote no es penalti", lamentó el mandatario, que parece que se apresuró en buscar excusas nada más confirmarse la derrota de su equipo, del que no ha hablado de su incapacidad de mantener una ventaja que sí consiguió con ayudas arbitrales, como el fuera de juego de Bakambu que no se señaló en el 2-0.

Deja tu Comentario