2012-05-26 17:05 FC Barcelona Por: Administrador

La emotiva historia de un niño, una ikurriña y Carles Puyol



La bandera se la entregó un niño aficionado del Athletic de Bilbao, que llevaba siguiendo a su equipo durante toda la Copa del Rey y la UEFA Europa League y durante las cuales no abandonó ni  un instante la preciada ikurriña. El niño permaneció en la grada, esperando a que Puyol se la devolviera, pero finalmente los jugadores se metieron en el túnel de vestuarios y el joven no la puso recuperar.

El niño quedó desconsolado, a lo que el padre reaccionó y se lo llevó a la salida del estadio, donde a los jugadores de uno y otro equipo les esperaban sus respectivos autocares, y allí esperó a que el capitán saliera del Vicente Calderón. Después de minutos intentándolo, al final el conductor del autobús del Athletic de Bilbao se dio cuenta de lo que ocurría y puso en alerta a los empleados del FC Barcelona, que le comunicaron la noticia al capitán. Puyol no dudó en bajar del autocar y devolverle la bandera, además de fundirse en un abrazo con el chico y con su padre, que emocionado explicaba la historia a las cámaras de televisión.




Deja tu Comentario