2012-02-15 17:02 Real Madrid Por: Administrador

La envida sobre Mou corroe a Villas-Boas



Andrés Villas-Boas siempre ha crecido al abrigo de José Mourinho. Pupilo del técnico del Real Madrid en el Oporto, Chelsea e Inter, este decidió volar solo en el verano de 2009, cuando cogió las riendas del Académica de Coimbra, para una temporada más tarde afianzarse rápidamente en el Oporto y el pasado verano firmar por el Chelsea inglés. La meteórica carrera de Villa-Boas no hubiera sido lo mismo sin la inestimable ayuda de Mourinho, el cual cogió el testigo de Bobby Robson y acunó a su joven compatriota.

El grado de amistad entre ambos es vital. Mourinho adoctrinó y ayudó en todo lo que pudo a André, pero parece que las comparaciones que siempre han establecido entre los dos no gustan al joven míster luso. Así, esta situación se hizo más que palpable el pasado 25 de enero durante una pequeña concentración del equipo londinense en Palma de Mallorca, cuando por la noche, se reunió todo el equipo alrededor de la televisión del salón del hotel para disfrutar de la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. El Barcelona comenzó pletórico aquel partido, anotando dos tantos, los cuales fuero enérgicamente celebrados por Villas-Boas, algo que causo estupor y extrañeza en algunos de los que fueran jugadores de Mourinho, gesto que cambió radicalmente con la reacción blanca, que remonto y si no llega a ser por el árbitro hubiera ganado. A los futbolistas del equipo blue, que andan un poco contrariados con Villas-Boas, no les gustó esta reacción, y le transmitieron al entrenador madridista los hechos, como recogió La Gazetta dello Sport en Italia, el cual ha tomado buena nota de cuál es la verdadera cara de su ex pupilo.




Deja tu Comentario