2011-03-10 11:03 Real Madrid Por: Administrador

"La expulsión de Van Persie marcó todo el partido"



El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, optó ayer en Ávila por la "prudencia" ante el partido de la próxima semana frente el Olympique de Lyon, en la vuelta de los octavos de final de Liga de Campeones.

Minutos antes de recibir uno de los catorce premios concedidos por la Asociación Abulense de la Prensa Deportiva durante la XXXVIII Gala Provincial del Deporte Abulense, Casillas fue cauteloso recordando la maldición que protagoniza el conjunto madridista en los octavos de la máxima competición europea.

En este acto, el portero del Real Madrid y capitán de la selección nacional ha vuelto a reencontrarse con la Copa del Mundo que levantó el pasado 11 de julio, cuando el combinado nacional se impuso en la prórroga de la final de Sudáfrica a Holanda.Este trofeo, que se encuentra en Ávila desde ayer, ha presidido una gala que ha servido para reconocer en el Centro Municipal de Exposiciones y Congresos "Lienzo Norte" la labor de 14 deportistas, como premio a los méritos contraídos en 2010.

Durante la gala ha señalado que sus próximos retos serán "recortar lo antes posible puntos" al Barcelona, "antes del clásico", así como la Copa del Rey, en cuya final volverán a encontrarse con los pupilos de Pep Guardiola.

Todo ello, sin olvidar la Liga de Campeones, en la que el Real Madrid se enfrentará la próxima semana al Lyon en un partido que "no será fácil", de ahí que haya optado por ser "prudente" ante ese encuentro, tras el empate a uno del partido de ida.

En este contexto, ha recordado que el Barcelona "sí está clasificado" tras la victoria de ayer, mientras que el Real Madrid deberá aún "esperar al próximo miércoles".Respecto al encuentro del Barcelona, ha señalado que la jugada de la expulsión del holandés Robin Van Persie "marcó todo el partido", si bien ha reconocido que el penalti a Messi que no pitó el árbitro fue "evidente", porque "no hay que ser hipócrita".

Preguntado sobre las declaraciones realizadas por Abidal en las que ha dicho preferir que el Real Madrid no pase a cuartos de final, Casillas ha interpretado esas palabras señalando que el jugador del Barça ha dicho eso al considerar que el equipo blanco es un "rival temible" en las siguientes rondas."Yo si fuera él, diría lo mismo", añadió antes de reconocer que el tanto de Leo Messi ayer fue "un gran gol", ante el que un portero como Almunia "poco podía hacer", después de ser "de los más destacados del encuentro".



Respecto al próximo partido de Liga frente al Hércules, destacó que "no se puede dejar escapar ningún punto. Hay que ganar y esperar a que el líder se deje algún punto por el camino".Una vez en el escenario de la gala, Casillas recogió el premio de manos del director general de deportes de la Junta, Miguel Ignacio González, destacando su vinculación con Ávila por motivos familiares y destacando su compromiso con esta provincia cuando está fuera.

"Siempre que voy a cualquier parte y escucho el nombre de Ávila me da cierta morriña, me gusta y presumo de ser abulense", dijo en una gala en la que también ha estado acompañado en el escenario por el ciclista Carlos Sastre.


Deja tu Comentario