2016-05-16 06:05 Real Madrid Por: Administrador

La Fábrica deja en ridículo a la Masía y le muestra el camino



Desde Barcelona muchos siguen festejando la Liga como un logro sobredimensionado. Parece que en la Ciudad Condal se han olvidado de dos cosas: primero, de las ayudas arbitrales de las que han gozado durante todo el curso, y segundo, que antes de reírse del eterno rival habrían de tener en cuenta que son los merengues y no los culés los que tienen un billete para la final de Milán. El Real Madrid puede eclipsar al Barça este curso, pero lo que está claro es que el futuro también es blanco. Así se lo ha demostrado la Fábrica merengue a la Masía culé. Los principales representantes del plantel madridista, el Real Madrid Castilla, han logrado la proeza de ganar la Liga del Grupo 2 de Segunda División B. A pesar de que antes de empezar la última jornada los de Ramis marchaban segundos, por detrás del Barakaldo, la victoria aplastante ante La Roda por 6-1, sumada al pinchazo de los vascos en Getxo (1-1) les ha convertido en los campeones de su grupo.

Los azulgrana, contra el descenso este curso

Ahora, el filial merengue podrá optar de nuevo a subir a la categoría de plata dos años después de su descenso. En su última andadura en Segunda A coincidió con el Barça B. Sin embargo, la situación en el segundo equipo azulgrana es muy distinta: los culés han hecho una temporada mediocre, marcada por unos primeros meses desastrosos -estuvieron varias jornadas en descenso- pese a los muchos refuerzos incorporados en invierno. Los de Gerard López han terminado en el medio de la tabla. Y gracias. La hazaña del Castilla, que llegó a incluir un gol de Odegaard, 449 días después de su último tanto, deja ahora al filial de la Castellana a sólo 180 minutos de la gloria. Superar una eliminatoria a doble partido frente al Racing de Santander, Reus o UCAM Murcia tendría el mejor premio para una temporada de mérito.

Deja tu Comentario