2011-09-14 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

La Federación se vuelve a vestir de blanco



Suena a chiste, pero es cierto. Al técnico del Getafe le han caído dos partidos por sentirse estafado después de la decisión del árbitro Gómez Clos de meter dentro del área del Getafe una discutible falta que se produjo fuera. Luis García fue expulsado en el minuto 86 por "manifestarse a viva voz en los términos "¡Vaya arbitraje, esto es una vergüenza!", a la vez que realizaba gestos de disconformidad con la actuación arbitral y habiendo sido advertido previamente por el cuarto árbitro que cesara su actitud". Es decir, que ni insultó, ni calumnió ni agredió físicamente a nadie, ni se llevó la mano a la cara ni hizo gestos con la mano acusando al árbitro de robarle. Pero el peso de la ley cuando se cuestionan los favores al Real Madrid cae de manera inapelable. Luís García lo ha comprobado ya y sufrido en sus propias carnes. La próxima vez ya sabe que deberá andar con más cuidado, porque aquí el único que tiene bula para hacer cuanto le venga en gana es Jose Mourinho, el del dedo en el ojo.

El técnico perjudicado ha sido castigado con dos partidos. A Gómez Clos, el árbitro que le perjudicó al Getafe en favor de los intereses del Real Madrid, algún regalito le caerá como premio.



Y luego hablan de villarato. Pues sí. Hay villarato, pero villarato de color blanco, blanquísimo.


Deja tu Comentario