2012-05-24 12:05 FC Barcelona Por: Administrador

La final de Copa será un partido de "altísimo riesgo"



Los Mossos d'Esquadra desplegarán un amplio dispositivo con 1.850 agentes para garantizar la seguridad en la celebración de la final de la Copa del Rey en diferentes localidades de Catalunya y en los puntos de partida y llegada de los aficionados que se desplacen a Madrid. Luego, en Madrid, está previsto otro dispositivo organizado por la Delegación del Gobierno en la capital, que abarca a 2.300 personas, entre servicios públicos y privados. El despliegue ha sido coordinado por la Policía Nacional, Policía Municipal, la Ertzaintza, los Mossos d´Esquadra, Samur, Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja y la propia Seguridad de los dos clubs finalistas. Sólo la Policía Nacional aporta 1.500 efectivos, con Unidades de Intervención Policial, Caballería y Brigada Móvil que incluye motos, perros, radio patrullas y helicópteros.
Las fuerzas del orden velarán por la seguridad en el estadio Vicente Calderón, los aledaños, las zonas de llegada y los recintos habilitados para las dos aficiones y los tramos de acceso hasta el estadio.

El dispositivo de seguridad no se centrará exclusivamente en el estadio Vicente Calderón y su entorno, antes y después del partido, sino también a las zonas de llegada y estancia en la ciudad, así como a los recorridos de las aficiones hasta el propio estadio.



Tanto dispositivo no está justificado por la posibilidad de que puedan producirse enfrentamientos entre ambas aficiones, dado que los lazos de amistad existentes entre ambos clubs no dan pie a preverlo. Lo que más preocupa a las fuerzas del orden es la manifestación prevista de seis a siete y media de la tarde antes del partido convocada por la ultraderecha en favor de la unidad de España. Es ahí en donde se va a concentrar la máxima intensidad de la acción policial.


Deja tu Comentario