2015-07-09 12:07 FC Barcelona Por: Administrador

La firma de Johan Cruyff no vale porque no paga



Joan Tubau

Un "defecto de forma", dicho finamente, ha impedido que la firma del socio del FC Barcelona Johan Cruyff pudiera ser validada como avalista de la candidatura de Joan Laporta. La junta electoral ha examinado una por una aquellas firmas que "por defecto de forma" no reunían las condiciones para ser válidas. La de Johan Cruyff era de mala calidad. No está a corriente de pago, algo que se exige para ejercer el derecho a apoyar una candidatura. Este motivo, unido al de la duplicidad, ha sido el más común en el rechazo de firmas por parte de la junta electoral.



Joan Laporta está muy enfadado. Pero antes que enfadarse con la junta electoral debería recordarle a su protegido Johan Cruyff que, aunque él se sienta divino y por encima del bien y del mal, todos los socios del Barça pasan por taquilla y pagan la renovación de sus carnés y abonos de año en año. Johan Cruyff no está acostumbrado a pagar y da por sentado que puede ser socio hasta el día del juicio final porque él es Johan Cruyff y siendo socio le hace un favor al FC Barcelona.

Es normal que ni el propio Johan Cruyff no supiera que no está a corriente de pago porque nunca va al Camp Nou. Lo que allí sucede le interesa bien poco, a no ser que en el palco se siente algún amigo, Joan Laporta, por ejemplo. Pero esta vez, su escasa afición a pagar por un servicio como los demás mortales le ha jugado una mala pasada a su amigo Laporta. Y es que a Cruyff lo que le gusta de verdad es cobrar. Lo de pagar es más complicado en su caso.


Deja tu Comentario