2012-09-14 17:09 Real Madrid Por: Administrador

La foto de la felicidad



Muchos esperaban ese momento, el del reencuentro de CR7 con su presidente, con el hombre al que le había transimtido su malestar un día antes del choque ante el Granada, adelantando una posible reunión con el mismo para tratar su tristeza, un mayor apoyo del club hacia él, una disculpa formal por parte del jugador e incluso un acuerdo de renovación. Nada de eso. Cristiano y Florentino se saludaron, estuvieron correctos, pero no hubo charla privada. "Es como si no hubiera pasado nada", afirman desde el club.

Puede que el saludo entre mandatario y futbolista no fuera todo lo caluroso que esperaban algunos (tenéis la noticia ampliada en este mismo portal), pero tampoco hubo malos gestos ni caras arrugadas. De hecho, la jornada transcurrió con una nota determinante: Las risas. Y es que no pudo reir más Cristiano ayer por la tarde junto a sus compañeros. Un síntoma de que el asunto que le preocupaba es ya cosa del pasado o, por lo menos, no forma parte de sus pensamientos a corto plazo.



Ronaldo no paró de sonreir durante la sesión fotográfica y luego se "partió" literalmente de risa con Mourinho en el entrenamiento. Su semana y media alejado de Madrid y concentrado con la Selección portuguesa le ha hecho desconectar. Su doble comunicado en Facebook evidencia que sabe que se equivocó al hacer lo que hizo y todo apunta a que el club apostará por dejar pasar el tiempo como síntoma de normalidad. Que la afición merengue esté tranquila... porque este sábado Cristiano tendrá los cinco sentidos puestos en perforar varias veces la portería del Sánchez Pizjúan. El año pasado lo hizo tres.

Hasta que llegue el partido, podéis disfrutar de la sesión fotográfica de ayer por la tarde.


Deja tu Comentario