2011-02-23 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

La fuga de Jon Toral vuelve a acercar a Cesc al Barça



El Barça fue a buscarlo al Barri Santes Creus de Reus cuando apenas tenía 11 años. En los equipos inferiores del FC Barcelona Jon Toral ha crecido como futbolista y ahora, con 16 años, ha decidido que su futuro está en la Premier inglesa, en el Arsenal, y no en el FC Barcelona.

Para el FC Barcelona la marcha del jugador acogiéndose al viejo truco del cambio de residencia supone una enorme bofetada a su filosofía. Sandro Rosell ya vivió la experiencia de perder a Cesc Fábregas recién aterrizado en el club como vicepresidente de Laporta y, después de perder también a Fran Mérida, otro producto de la cantera birlado por el Arsenal, se enfrenta a la tercera fuga de uno de los grandes de la cantera blaugrana al club londinense.



La operación es todavía más cruel si tenemos en cuenta que el representante del chaval es Pere Guardiola, el hermano de Pep, el mismo que jura que jamás dejará al Barça tirado. La cuestión es que Toral, que jugaba en el Cadete A y que el año que viene iba a dar el salto al Juvenil A sin pasar por el B, jugará el próximo año en el segundo equipo del Arsenal y el Barça percibirá alrededor de 500.000 euros por su trabajo formativo con él durante cinco años. La buena noticia es que la otra perla del Cadete A, Sergi Samper, al que también han mareado otros equipos con importantes ofertas, ha decidido seguir en la disciplina blaugrana.

 Y hay más. Sandro Rosell que, según publica hoy Mundo Deportivo, regaló un enérgico rapapolvo a los directivos del Arsenal en la comida que mantuvo con ellos la pasada semana por su comportamiento con la cantera del Barça, está convencido de que la marcha de Toral servirá para facilitar las gestiones encaminadas a vestir a Cesc de blaugrana el próximo verano. El Arsenal está en deuda moral con el Barça después de esta última faena y Rosell volverá a hacerse el ofendido en la visita que los rectores del Arsenal girarán a Barcelona a primeros de marzo para tratar de liquidar el traspaso de Cesc al Barça.

Hasta hace apenas unas horas el Arsenal se cerraba en banda al traspaso de su capitán y sólo en el caso de que el jugador se declarara en rebeldía aceptaría negociar por él. En ese caso, sólo en ese caso, ha trascendido que el Real Madrid haría llegar a Highbury la mejor oferta: lo mismo que ofrece el FC Barcelona (42 millones) además de Benzema, un jugador que gusta y mucho a Wenger, lo que situaría la operación en torno a los 60 millones de euros, una cifra a la que el Barça no puede llegar, aunque sí tiene al menos derecho de tanteo para igualar la mejor oferta que llegue al club londinense por Cesc.. Obligado a traspasar, el Arsenal vendería al mejor postor. El FC Barcelona no podría competir con la oferta blanca y todo quedaría en manos del jugador, al que sería fácil de convencer con dinero y con unas posibilidades deportivas que el Barça de Xavi, Iniesta y Busquets no podrá garantizarle nunca.



Sin embargo, el hecho de que el Arsenal haya vuelto a saltarse el pacto de cabelleros entre clubs acerca a Cesc al Barça. El club londinense, como premio a los servicios prestados, podría aceptar el deseo de Cesc renunciando a la oferta del Real Madrid y complaciendo a un futbolista que ya quiso marchar el pasado verano y que aceptó seguir a cambio de realizar en el Fly Emirates la temporada de su vida, tal y como está ocurriendo.

Es muy probable que el 8 de marzo se produzcan novedades importantes en este asunto. Cesc es la prioridad absoluta de Guardiola y, si Rosell mueve bien las piezas de este puzzle, podría convertirse en el único fichaje de cara a la temporada 2011-2012 porque el presupuesto del club no da para más.


Deja tu Comentario