2017-01-10 21:01 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

La gesta del Barça que no está al alcance del Madrid de Florentino



Fede Peris Fue en 2010. El FC Barcelona venía de ganar el Sextete. Es decir, todo, absolutamente todo: Liga, Copa, Champions League, Supercopa de España. Supercopa de Europa y Mundial de Clubs. Iniesta y Xavi, además, doblaron con la selección y condujeron a España al título mundial y Messi, a su vez, ganó el pichichi y la Bota de Oro como máximo goleador en España y en Europa, y se llevó el Balón de Oro. ¿Alguien da más? El Real Madrid de Florentino Pérez desde luego no. Ha dado bastante menos en 2016, aunque sus medios vendan los éxitos como algo inigualable. Dominar el mundo era eso. Lo que consiguió el Barça de Guardiola, el único equipo que ha sido capaz de ganarlo todo en un año. Dominar el mundo quiere decir que el mejor jugador del mundo imponga su ley marcando más goles que los demás y conduciendo a su equipo a todos los títulos. Dominar el mundo quiere decir copar la lista de los tres finalistas al Balón de Oro con tres jugadores propios que, además, son de la cantera. Es decir, formados en casa. Es lo que diferencia al Barça del Real Madrid: mientras el Barça fabrica Balones de Oro, el Real Madrid los compra. Y luego hasta presume de medios Balones de Oro como si fueran cien por cien madridistas (Figo y Ronaldo).

El Madrid presume de los éxitos de Portugal

El barcelonismo disfrutó con orgullo en 2010 viendo por la tele a tres jugadores de la cantera del Barça acaparar los premios del Balón de Oro. No se trata de venerar a un mercenario portugués llegado a golpe de talonario, sino de disfrutar del trabajo bien hecho en casa con la cantera.  Y eso produce más satisfacción. Esa foto, la foto de los tres canteranos reinando en el planeta fútbol no la verá nunca Florentino Pérez. Eso no se consigue sacando el talonario. El Madrid ahora presume de estar de moda porque Portugal ha ganado la Eurocopa y el equipo de Zidane la Champions sin enfrentarse a nadie y con ayuda arbitral en la final, sumando además dos torneos más con tres partidos. Lo del Barça era otra cosa. Y lo saben.

Deja tu Comentario