2012-01-28 11:01 FC Barcelona Por: Administrador

La gestión de la directiva perjudica al equipo



Mientras el primer equipo blaugrana protagoniza una nueva temporada de éxitos y buen juego de acuerdo a la las pautas marcadas por su líder, Pep Guardiola, la directiva que manda Sandro Rosell parece dispuesta a ponerle palos en las ruedas. De otra forma no puede entenderse el desagradable asunto de la filtración del off the record de Xavi Hernández en Barça TV, un tema gravísimo que perjudica seriamente la credibilidad de un equipo que se apoya en unos valores que no se ven reflejados en esas imágenes. Si lo que se pretendía era dañar al FC Barcelona, el autor lo ha conseguido. Es evidente que Xavi no afirma nada que no compartan al cien por cien los aficionados del Barça y al fútbol en general -exceptuando el madridismo más radical-: el Madrid no sabe perder y Lass hace entradas de animal. Sin embargo, Xavi, que piensa lo mismo que pensamos el resto de los mortales, jamás diría eso en público, porque va contra la línea de trabajo que caracteriza y ha caracterizado a la plantilla que dirige Guardiola. Y además, con el agravante de que Xavi es el segundo capitán y el hombre que guía el camino de la selección española, en donde juega algún que otro madridista.

Es evidente que la filtración no ha partido de ningún directivo ni alto ejecutivo del club. Sin embargo, la responsabilidad es suya de forma absoluta. El origen del problema hay que encontrarlo en la política de comunicación de esta directiva y en su decisión de suprimir a la brava una treintena de puestos de trabajo en Barça TV para vender el alma del Barça a una empresa tan dudosa en este momento como es Mediapro. Es evidente que el tema se ha gestionado mal, incluso con desplantes y amenazas, lo que ha generado una tensión que debió evitarse y que ahora ha llevado a esta filtración que no deja de ser una represalia por parte de uno de los afectados por la línea de gestión del club.



No se trata ahora de encontrar al responsable y crucificarle. El barcelonismo hubiera preferido que nunca se hubiera llegado a esta situación y que la directiva hubiera sabido anticiparse a los acontecimientos. Porque esto podía pasar. El mal ya está hecho y lo triste es que Guardiola y sus hombres tengan más problemas para driblar los encontronazos que recibe de su propia directiva que los garrotazos de Pepe. Curiosamente, la filtración la ha expandido en exclusiva el diario El Mundo del Siglo XXI, un medio amigo de Laporta en el que prestan sus servicios tipos afines al laportismo. ¿Y qué culpa tendrá Xavi y el equipo de todo eso?

Cuidar la comunicación no significa pagar a precio de oro a cinco directores de comunicación. ¿Rodarán cabezas? No. Una cosa es que desde Madrid le busquen las cosquillas al Barça. Y otra muy diferente, y gravísima, es que desde dentro del club se perjudique la armonía y equilibrio que ha conseguido Guardiola en su plantilla.


Deja tu Comentario