2015-07-04 09:07 FC Barcelona Por: Administrador

La gran mentira de Casillas, Ramos y... ¡Llull!



Pedro Riaño

Josep Pedrerol, como cabecilla del movimiento periodístico que se vive en Madrid, es un buen barómetro. Analizando sus guiones se puede descifrar dónde está el problema. Hay que circular en la dirección contraria a la que él elige. Y el problema no es que Iker Casillas se quiera quedar, repitiendo una y mil veces imágenes en las que no se le ve acertado y escondiendo otras en las que ha salvado al Madrid. El problema no es que Sergio Ramos pide 2,5 millones más de lo que el Real Madrid le da. El problema no es tampoco que Sergi Llull sea un ejemplo para ambos. Entre otras razones porque si Llull no se va del Madrid es porque económicamente no le interesa y deportivamente mucho menos. Egoísmo puro, nada de amor a unos colores. Pero la decisión de Llull de seguir en el Madrid en lugar de irse a la NBA para ser suplente le ha venido a los miembros de la caverna de perillas para ponerle como ejemplo ante los futbolistas caprichosos que quieren más y más y no miran por el interés de su club.



Pero el problema no está ahí. El verdadero problema del Real Madrid es que ha acabado la temporada en blanco mientras el Barcelona ganaba uno, dos y tres títulos. Los tres más importantes. El problema es que van desfilando entrenadores por el Bernabéu y el promedio de Florentino Pérez no mejora (un año en blanco de cada dos). El problema es que el Real Madrid se ha convertido en el soporte necesario para que Cristiano Ronaldo le saque brillo a su apellido con títulos individuales. El problema es que el Real Madrid ficha, ficha y ficha y no obtiene resultados. El problema es que la cantera está dejada de la mano de Dios y este año se ve venir un Real Madrid con once extranjeros en su alineación titular. El problema es que se ficha a un jugador español por 40 millones y al año siguiente se ficha a un extranjero para que corte su proyección. El problema es que el Madrid va a la deriva mientras el Barça, que se supone que es un desastre, lo gana todo.

Y conviene despistar a la gente, que no miren al palco y que estén entretenidos peleándose en una absurda guerra civil que enfrenta a los partidarios de Casillas con los enemigos del "topo", o a los defensores de Ramos y los que le consideran un mercenario. El centro de atención se ha desviado de manera inteligente. Puro marketing. Éxito absoluto. Pero no están haciendo más que esconder la porquería debajo de la alfombra. Los problemas siguen ahí mientras el personal anda entretenido con Casillas y Ramos. No es esta la manera con la que un club como el Real Madrid debería despedir a sus mitos. Es como si todo hubiera salido de una mente calenturienta digna de Jose Mourinho, quien mejor ha entendido lo que es la división y la crispación en el mundo del fútbol.

Flaco favor le hacen al Real Madrid fomentando polémicas interesadas que no conducen a nada, salvo a entretener al personal con lo accesorio.




Deja tu Comentario