2011-04-01 16:04 Real Madrid Por: Administrador

La hipocresía azulgrana no tiene límites



¿Qué pasa cuando José Mourinho habla o hace algo? Pues que es criticado y vilipendiado hasta límites insospechados por parte de la caverna mediática barcelonista. ¿El motivo? Pues simplemente ser José Mourinho, no bastan más argumentos.
Hasta tal punto llega la manía persecutoria del barcelonismo por la figura del luso que son capaces de defender las mismas opiniones de Mourinho cuando les conviene. Así de hipócrita es la ‘otra caverna’.

Repasemos los hechos. El Real Madrid sentenció matemáticamente su pase a los octavos de final de la Champions League tras vencer al Ajax. Con el partido ya resuelto, Sergio Ramos y Xabi Alonso forzaron una tarjeta amarilla para así pasar limpios a los octavos de final. Fue entonces cuando desde Barcelona acusaron a Mourinho de tramposo y de usar juego sucio para favorecer al Madrid. Hasta tal puntos llegaron las quejas del entorno azulgrana que la UEFA multó al conjunto blanco con 120.000 euros por forzar las tarjetas.



Ahora, el Barça es muy consciente de que gran parte de la Liga se decidirá el próximo 16 de abril en el Santiago Bernabéu con cuatros jugadores apercibidos de sanción por acumular ya cuatro amarillas: Valdés, Mascherano, Busquets y Messi. Como no está Mourinho metido por medio, la sectaria prensa barcelonista ya pide a sus jugadores que fuercen una nueva amarilla para así perderse el partido ante el Almería y asegurar su presencia en el Clásico. Hasta Alves dijo públicamente que los jugadores buscarían ver una amarilla ante el Villarreal: "Si les tiene que sacar la quinta amarilla que sea antes del partido contra el Madrid o después. De todas formas, son jugadores suficientemente experimentados para saber controlarse o buscar provocarla, pues también forma parte del juego sacar tu propia ventaja".

Lo que hace unos meses era usar juego sucio se ha convertido en algo necesario. Faltará por ver si la Federación entre por medio y multa al Barça en el caso que alguno de estos cuatro jugadores ven una tarjeta amarilla, aunque gracias al Villarato seguro que todo pasará como si nada...


Deja tu Comentario