2011-04-23 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

La hipocresía invade Madrid



Es cierto que en el fútbol lo que acaba importando es el resultado y que el que se lleva la Copa es quien acaba pasando a la historia. A lo largo de los años, el fútbol ha sido en numerosas ocasiones injusto con aquello que se veía encima del terreno de juego. Ésta es la grandeza del deporte rey, con diferentes estilos de juego, se pueden tener ocasiones de gol, y uno acertar y el otro fallar, y ahí radica entre quien se lleva la copa y quien se va de vacío.

Lo que se denuncia es cuando uno usa unas artes que también están en la esencia del deporte, pero que son mal vistas por todos aquellos que las sufren, y que no es otra, que el fútbol violento y destructivo, lo que se conoce como antifútbol. Eso es lo que ocurrió en la pasada final del Mundial que disputaron Holanda y España. El combinado de Del Bosque puso el fútbol y el holandés intentó destruirlo como fuera y rezando para armar una contra que acabara siendo definitiva. Por entonces, todos los que ahora se llenan la boca alabando a Mourinho, el juego destructivo de Pepe y como el Madrid ha sido capaz de desarmar el juego del mejor equipo del mundo, son los mismos que escribieron artículos denunciando el juego de Holanda y se colgaron la medalla de abanderados del buen fútbol y estilo bonito.



Ahí está la hipocresía que se vive en Madrid. El hecho de estar tanto tiempo sin ganar nada y a la sombra del mejor equipo de la historia, hace que les valga cualquier forma para derrotar al Barcelona, y como dijo aquel, ya sea por lo civil o por lo criminal. De esta forma se olvidan de todo aquello que hace unos meses denunciaron hasta la saciedad y llenaron los titulares de sus artículos.

El Madrid de Mourinho es el fiel reflejo de esa Holanda. Un equipo pensado para defender y salir rápido al contragolpe. La figura de Pepe, es la representación en el campo de lo que quiere Mourinho. Patadas, patadas y más patadas para destruir el juego de toque del equipo rival, como hizo Holanda con los pequeños jugones del FC Barcelona. El Madrid de Mourinho se ha vestido de equipo pequeño para lograr vencer al equipo de Guardiola. Se le felicita por eso, por haber encontrado en el antifútbol la única manera de poder plantarle cara al Barcelona. No vencer, ya que en 90 minutos todavía no nos han ganado y en la Liga están a 8 puntos, que ahí es nada. Para el aficionado blaugrana, no hay mejor forma de hincar la rodilla que perder contra un equipo que te gana en la prórroga después de haber estado todo el partido destruyendo como podían el juego de Pep Guardiola. Y es que, ¿qué pensarían los aficionados del Madrid si Holanda hubiese ganado el Mundial?


Deja tu Comentario