2012-07-03 09:07 Real Madrid Por: Administrador

La ilusión que une a un país entero



El triunfo de La Roja, es el triunfo de todo un país que vive sumido en una depresión social con más de cinco millones de parados, por eso la victoria de la Selección, es un premio para un pueblo entero que se muestra orgulloso de unos jugadores que han traspasado el límite de lo humano a lo divino.

Dicen que las victorias suelen tener muchos padres, y que las derrotas siempre llegan huérfanas, por eso son muchos los que ahora se apoderan de este modelo que tantos éxitos nos ha dado en los últimos cuatro años, pero que en todo caso sólo puede tener un creador, y ese es Luis Aragonés.

El ex seleccionador, fue el primero que se arriesgó con esos locos bajitos que han conquistado Europa y el Mundo. Es cierto, que el Barça ha apostado últimamente por un esquema muy parecido al que implantó Aragonés, pero eso no les da la patente de corso para apoderarse de un modelo que se instauró antes de la llegada de Guardiola al banquillo culé, aunque algunos vendan justamente lo contrario.

Éstos vendedores de humo profesionales, son los mismos que horas antes de la final se apoderaron de Balotelli, argumentando un efímero pasado por La Masía. El bueno de Mario, sólo estuvo a prueba unos días en Barcelona, pero eso ya fue suficiente para el entorno provinciano culé, que aprovecha cualquier circunstancia para apropiarse de los éxitos ajenos, como es el caso del delantero del Manchester City, que tras su fracaso en la final, dejó de ser un jugador con pasado barcelonista, para volver a ser, simplemente, el delantero azzurro.

Esa es la estrategia culé, apoderarse de los logros de otros para venderlos como propios, como está sucediendo con el triunfo del equipo de Del Bosque, quizás el técnico español, junto con José Antonio Camacho, con más ADN madridista.

Deja tu Comentario