2012-03-05 23:03 Real Madrid Por: Administrador

La impotencia culé se ceba con los árbitros



En Barcelona parecen no saber encajar bien los malos tiempos que viven en su club y la hegemonía absoluta del equipo madridista en el campeonato doméstico. Así, la estrategia culé ha dado un giro de 180º, del “hablar de los árbitros es de equipo pequeño”, que pronunció hace unos meses Dani Alves, se ha pasado a atacar indiscriminadamente a este colectivo para intentar tapar con una cortina de humo la mala situación del equipo azulgrana.

Los jugadores, la prensa, la directiva… todos hablan de las anheladas ayudas arbitrales que tanto parecen necesitar en Can Barça para intentar sacar pecho contra el Real Madrid, que sigue imparable en su lucha por ser campeón liguero.



“Nosotros no hablamos de los árbitros, pero este año no nos están beneficiando como en años anteriores”; “Nosotros no hablamos de los árbitros, pero son soberbios y siempre te amenazan”; “Nosotros no hablamos de los árbitros porque no le veo beneficio a quejarme de ellos”. Esta es la estrategia y el ‘seny’ culé para trabajar con el tema arbitral. Meter presión para intentar alcanzar al Real Madrid, meta que a día de hoy parece inalcanzable, y es que parece que no solo por las “supuestas” injusticias arbitrales está el Barça como está.

El último en salir a la palestra para lanzar un mensaje irónico a los árbitros ha sido Toni Freixa, para intentar defender las desafiantes palabras de Gerard Piqué en las que este acusó gravemente a Velasco Carballo de haberle pasado el pasado sábado “premeditadamente” en el partido que les midió al Sporting de Gijón. Así, el portavoz culé ha usado las redes sociales para ironizar, algo que parece intrínseco en los valores culés: "Ya hemos encontrado otra cosita... ¡Muy bien! Que escándalo. Fenomenal trabajo de estos grandes profesionales", ha manifestado.

La prensa culé es otra de los principales instigadores de este movimiento, el cual solo sirve para dejar retratados a los que “no hablaban de los árbitros”. Así, tras la brutal portada de “Atraco frustrado” de Mundo Deportivo, ahora estos tildan de “escándalo” que vayan a por Piqué o de "arbitrajes de pena máxima", cuando ha sido este el que ha acusado injuriosamente a los árbitros de ir en contra de ellos, algo que debe de tener una defensa.



Lo que está claro es que en Barcelona no encajan ser segundos, y lo que es peor, estar a diez puntos del Real Madrid, distancia que a día de hoy parece insuperable para los culés, ya que salvo milagro, el Madrid tiene todas las de ganar en esta liga, y ellos quedar retratados con sus escandalosos acusaciones y repetidas quejas. 


Deja tu Comentario