2016-08-12 06:08 FC Barcelona Por: Administrador

La lesión de Ter Stegen facilita las cosas a Luis Enrique



Hace unos días Luis Enrique anunció en rueda de prensa que ya tenia decidido, sin decir si era Ter Stegen o Bravo, quién iba a ser el portero para la ida de la Supercopa de España del próximo domingo 14 de agosto. Sin embargo, no dijo que obligatoriamente fuese a ser el mismo que abriese el fuego liguero. No obstante, y así es el fútbol y la vida, una inoportuna lesión del cancerbero alemán le allanan la decisión. En el entrenamiento matutino de ayer, Ter Stegen sufrió un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla por lo que se estima que esté unas tres semanas fuera de combate. Ese mes de baja hará que Claudio Bravo vuelve a tomar ventaja en la terna por la titularidad. No sabemos quién era el elegido por Luis Enrique, pero ahora ya sabemos quién jugará con toda seguridad. La situación, por macabra que parezca, recuerda indiscutiblemente a la vivida en 2014. A priori, el ex portero del Borussia de Moënchengladbach partía como favorito en las apuestas, pero una fisura marginal en el apófisis transversal de la tercera vértebra lumbar le dejó también tres semanas fuera de combate. Dicha lesión sirvió para que el chileno cogiese ventaja y se instalase en la titularidad a base de buenas actuaciones. Parece que la mala suerte se ha aliado con el portero alemán. Habrá que ver si la tónica, en su reaparición, es la misma que en 2014 o si al recuperarse, Luis Enrique le da el mando de la portería blaugrana. No sabemos que habría pasado sin lesiones, pero ahora ya sabemos qué pasará en el futuro más próximo. ¿En el futuro más lejano? Solo el técnico asturiano tiene la respuesta.  

Deja tu Comentario