2012-09-24 18:09 Real Madrid Por: Administrador

La LFP se suma al Villarato y ningunea al Madrid



Horas antes de que diera comienzo el encuentro entre el Rayo y el Real Madrid, los operarios del estadio de Vallecas se dan cuenta de que alguien ha saboteado el sistema eléctrico de las instalaciones y que no se puede iluminar el estadio. El resto de la historia ya la conocen perfectamente... pero lo serio empieza un tiempo después. Cuando se da por suspendido el partido, se intenta buscar una solución, que pasa porque el choque se juegue hoy lunes. El Rayo, defendiendo sus intereses, quiere que se juege a las 20:00 para así poder reunir a más aficionados en las gradas. El Madrid, por contra, solicita jugar a las 17:00.

¿Cuáles son los motivos del club blanco para pedir ese horario? La entidad los explica perfectamente en este comunicado. Es un razonamiento de lógica pura. A estas horas de la mañana (de modo que, imagínense si hablamos de ayer por la noche), el Rayo Vallecano no puede asegurar que el problema eléctrico esté solucionado para esta noche, por lo que, aunque previsiblemente lo estará, no es seguro del todo. Si no se soluciona, el encuentro tampoco se podía jugar hoy y ya no quedan semanas libres en el calendario merengue hasta, por lo menos, el año que viene.



Por otro lado, el Madrid, que no tiene ninguna culpa de nada en todo el asunto, afrontaba esta semana como un tiempo clave en su preparación de cara al resto del curso. Mourinho habría querido aprovechar estos días, con el Trofeo Santiago Bernabéu de 'sparring' de por medio, para poner a punto a los suyos en aspectos que han fallado en este comienzo de campaña. Es por todo ello que tanto el técnico como el propio club solicitan jugar a las 17:00 horas de la tarde como mal menor, para tener más tiempo para descansar el resto de la semana y sobre todo, porque a esa hora está garantizado al cien por cien que el encuentro se dispute a la luz del día, problemas eléctricos aparte.

Solución razonable. ¿Cuál es la respuesta de la LFP?  "Lo que diga el Real Madrid da igual. La Federación es quien pone los horarios, se ha decidido que se juega a las 19:45 y no hay más que decir". Estas graves pabras son de Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional, ese hombre que representa a un estamento que debería velar por el bienestar de todos los clubes de la Liga sin ser partidista ni mojarse por nadie en concreto y que sin embargo se dedica a mostrar sus opiniones con chulería y atacando a diestro y siniestro a todo aquel que le contradiga con una actitud prepotente y amenazante (y si no, que se lo digan al Atlético de Madrid). 

Hay que decir que realmente no es la Federación quién pone los horarios, sino la televisión, que lógicamente también vela por sus intereses. Hay que decir, también, que no se debería culpar al cien por cien de lo sucedido al Rayo, pero tampoco eximirle totalmente de culpa, como se está haciendo. Es verdad que lo que ha pasado puede sucederle a cualquiera, pero es cierto también que una entidad que juega en Primera División tiene que garantizar un mínimo de seguridad y de fiabilidad en sus instalaciones y velar por las mismas. El Rayo debe asumir su parte de responsabilidad, que alguna tiene, o más bien sus empleados de seguridad. 



Lo que está claro es que el Madrid es el único que no tiene culpa de nada, y sin embargo es el que más perjudicado se ve en todo el asunto y encima tiene que tragar; Resulta que la LFP protege antes a las televisiones que a los clubes y encima sus dirigentes se toman la libertad de tratar a un club (uno de los que más sustenta la competición, por cierto) con desprecio y chulería. ¿Cómo que no cuenta lo que diga el Madrid? Precisamente, si el Madrid es el más perjudicado en todo el asunto, debería tener más voz y más voto que nadie. Pero no. Es el Madrid, y no cuenta.

Resulta que el Barça llega tarde a un estadio y le causa un perjuicio grave al equipo local y se le consiente, pero el Madrid solicita una medida razonable cuando es el perjudicado y no se le escucha. ¿Hasta cuando tendrá que aguantar el madridismo esta actitud totalitaria y dictatorial por parte de los estamentos? ¿Es que no tiene derechos? El club debería empezar a plantearse tomar medidas serias e incluso, cortar el grifo, a ver si así los de arriba se enteran de con quién están jugando...


Deja tu Comentario