2014-06-13 22:06 FC Barcelona Por: Administrador

La libreta de Van Gaal destruye el mito de España (1-5)



Joan Tubau

Repaso histórico a La Roja. Ahora dirán que la culpa la tiene el tiki taka. Pues sí, la culpa la tiene el tiki taka que ha practicado Holanda, que ha bailado a España durante todo el partido y ha marcado cinco goles porque Dios no ha querido que fueran nueve. El tiki taka no es sólo pasarse la pelota. Es también presionar, presionar y presionar. Correr, correr y correr. Y estos jugadores que estaban en el campo no están para muchos trotes después de una temporada sobrecargada de partidos. España ni ha jugado al tiki taka ni al tiki tako. No ha jugado a nada. Y Holanda ha aprovechado para comérsela moviendo el balón, presionando y levantando olés de una afición que ha disfrutado de la lindo con el espectáculo. Con el holandés y con el español.



Para acabarlo de arreglar, Del Bosque se empeña en poner en la portería al portero suplente del Real Madrid. Cómo se ha echado de menos a Víctor Valdes... o a ¡Diego López! Casillas, como Xavi, como Iniesta, como Alonso, empieza a estar ya para pensar más en la liga americana o en la de Qatar que en asuntos serios como el Mundial. Cierto que ha hecho un par de paradas de mérito, pero no ha evitado ningún gol y ha propiciado dos de la manita que le ha caído.

Y Sergio Ramos, el del Balón de Oro. ¡Menudo elemento! Se ha presentado aquí como campeón de Europa -algo que le venía de nuevo- y creyendo que con eso ya estaba todo dicho. Patético. Piqué ha echado mucho de menos al inmenso Puyol que le acompañó en la cita de Sudáfrica. El tiempo se llevó a Puyi y el tiempo se llevará después de Brasil a la mayor parte de estos jugadores que hoy no han sido La Roja, porque han vestido de blanco y el color les ha sentado fatal.

Del Bosque, que sólo se fía de los del Barça, ha acabado con los siete blaugrana sobre el césped. Pero eso ya no tenía arreglo. Ni siquiera los del Barça lo podían arreglar. Entre otras razones porque estos tipos no son los mismos que hace cuatro años ganaron el Mundial. El tiempo ha pasado para ellos, aunque queramos seguir viéndoles igual. España ha intentado jugar al tiki taka, pero no ha sabido. Como le ha pasado al Barça en la Copa, en la Liga y en la Champions League. Otra cosa hubiera sido una sorpresa.



Y delante el gran Van Gaal, el hombre al que el entorno próximo a Johan Cruyff hizo la vida imposible en el Barcelona por considerarle un okupa en un banquillo que sólo era propiedad, entonces, de Johan Cruyff. Van Gaal y su libreta merecían una noche así. Una noche de toma, toma, toma, toma y ¡¡¡¡¡ toma!!!!! Nunca un entrenador ha sido tan denostado como lo fue Van Gaal en el Barça. El tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio. Van Gaal le ha dado un repaso táctico a Del Bosque utilizando sus mismas armas. Y es que el juego del Barça, el juego de España, no lo inventó Guardiola. Ya Van Gaal lo puso en práctica en el Ajax y luego en el Barça. Y como en el Barça, también aquí echa mano de algún que otro Bogarde. Van Gaal es tan bueno que con Bogardes gana batallas.

Hoy España ha sido inferior a Holanda. Ha fallado en todas sus líneas. Ha jugado sin portero, sin centrales, sin velocidad en los laterales, sin profundidad ni resistencia en el centro del campo y sin malicia ni puntería en el ataque. Pero no se acaba aquí el mundo. Queda Chile y Australia para seguir adelante. Que no cunda el pánico, aunque hayan bajado los humos.


Deja tu Comentario