2012-01-22 10:01 Real Madrid Por: Administrador

La Liga es cosa de UNO



Y es que ahora da igual el resultado de la ida de cuartos de final de la Copa del Rey. Hay que olvidar el resultado y las críticas que ha recibido el equipo y volver a ser fuertes. Lo realmente importante ahora es continuar defendiendo los cinco puntos de ventaja que de momento se mantienen respecto al FC Barcelona y, sabiendo de las dificultades del equipo de Pep Guardiola a domicilio no se puede descartar que el Real Madrid pueda ampliar la diferencia hasta ocho.

Porque no olvidemos que quien manda en España ahora mismo sigue siendo el Madrid. Algunos decían al principio de la temporada que esta Liga iba a ser de dos (Madrid y Barça), pero parece que se equivocaron. La Liga de momento sólo tiene un dueño y no parece que vaya a cambiar de aquí hasta el final. Es en lo que está centrado el equipo y una derrota absurda no debe despistar a los jugadores en la verdadera lucha que decidirá quién es el mejor de esta campaña.



Ya lo dijo José Mourinho: "La Liga es la prioridad". Por eso ahora la Copa queda en un segundo plano. El Madrid cayó derrotado; sí, pero es un sacrificio necesario para poder seguir siendo los más fuertes en la competición de la regularidad. Un campeonato que no se le puede escapar al Madrid que tiene la mejor plantilla de toda su historia y que está marcando los mejores registros nunca antes conseguidos. Con 15 victorias, un empate y sólo dos derrotas, el conjunto de Mourinho va camino de batir el récord de puntos que logró Manuel Pellegrini en la Liga de los 96 puntos, pudiendo llegar a los 98 si sigue la misma dinámica o llegando a los 105 si acaba ganándolo todo de aquí hasta el final, como parece que va a suceder.

Por eso la derrota en el primer clásico del año en absoluto duele. Al contrario, será una anécdota en la temporada en la que se acabará definitivamente este ciclo ganador del FC Barcelona. La Liga es la que marca la tendencia del equipo que domina en España y esa es la prioridad del equipo; que vuelva a ser blanca. Y en eso tiene que centrarse el equipo de José Mourinho. En olvidar esa derrota que al final de temporada no aportará absolutamente nada cuando el Madrid se alce con el título al final de temporada.

 




Deja tu Comentario