2015-03-08 21:03 FC Barcelona Por: Administrador

La Liga tiene un líder de verdad tras el golpe de estado del Barça



Fede Peris

La mediocre trayectoria que lleva el Real Madrid durante 2015 unida a la mejora en el juego y resultados del FC Barcelona ha convertido el realidad el vuelco en la Liga soñado por todos los barcelonistas. El Barça ha dado un golpe de estado a la competición a lo grande, demostrando quién es de verdad el líder de la competición. 76 goles en 26 partidos, 2,92 por encuentro, uno más que el Real Madrid. 16 goles encajados en 26 partidos, 0,61 por partido. Claudio Bravo es el Zamora y Messi ya es pichichi después de su nuevo hat trick de hoy. El Barça domina todas las clasificaciones. Dese ahora también la de los puntos. Y tras su victoria a lo grande ante el Rayo Vallecano también tiene un punto más que el Real Madrid.



El Real Madrid confirmó en Bilbao lo que ya había venido apuntando en las últimas jornadas, que va a menos y que ha iniciado una peligrosa pendiente que puede llevarle a acabar el año en tragedia. El Madrid empezó la temporada hablando de sextete y a medida que avanzan los días va perdiendo un título detrás de otro. Después de despedirse de la Copa, está ahora a un paso a decirle adiós a la Liga. Quedan doce jornadas por disputarse y dentro de quince días el equipo blanco visita el Camp Nou para jugar el clásico. Una nueva derrota en el feudo blaugrana le dejaría a cuatro puntos, una diferencia que le va a costar salvar en los diez partidos que quedarán por jugarse.

Y es que el problema para el Real Madrid no es que el Barça tenga un punto más, sino que su rival va lanzado, con la moral por las nubes y los mecanismos tácticos de Luis Enrique asimilados, mientras el Real Madrid va dando tumbos, sin un concepto claro de lo que debe hacer, con un evifente problema de actitud y con un Cristiano Ronaldo que está fundido y que no sólo no golea, sino que ni dispara a puerta.

El Camp Nou ha hecho hoy la ola. Tenía motivos. También ha coreado el nombre de Luis Enrique. El Barça vive un momento de fiesta colectiva que nada tiene que ver con cumpleaños y cenas de conjura que acaban a las tantas de la madrugada con muchas copas y pocos titulos. el Camp Nou estaba hoy feliz porque su equipo vuelve a ser líder cuatro meses después y vuelve a estar en el lugar que le corresponde, mirando al Real Madrid por el retrovisor, como es habitual en el siglo en el que nos ha tocado vivir.




Deja tu Comentario