2017-03-08 16:03 Real Madrid Por: Administrador

La llamada que recibió Di María desde Nápoles



Carlos Muñiz La euforia anoche en el vestuario del Real Madrid en el estadio San Paolo de Nápoles era tal que se montó allí una fiesta de las gordas, con ovaciones incluidas a Sergio Ramos por su nueva "machada". Los jugadores de Zidane, aunque dejaron algún lunar sobre el campo especialmente en la primera mitad, se dieron un baño de autoestima y se inyectaron un subidón de moral con el 1-3 en Italia. Tal era la euforia que el propio Sergio Ramos marcó el número de Ángel Di María, que ya se encontraba en Barcelona concentrado para medirse esta noche al Barça, y recibió los ánimos de todos los jugadores blancos para que el PSG resista esta noche en el Camp Nou y convierta en inviable la soñada remontada culé. Di María agradeció el detalle y aprovechar para felicitar a sus ex compañeros por el partido de Nápoles. Y es que Di María no olvida su pasado y sigue siendo madridista. Sus años en el Real Madrid le permitieron saber lo importante que es para la afición merengue que hoy el PSG esté a la altura de lo que se espera de él. Ramos ya ha dicho que le haría feliz que el Barça quedara fuera de la competición. Y no se trata de un desprecio hacia un equipo español, sino de un deseo deportivo de que uno de los rivales más fuertes que quedan en liza desaparezca del camino hacia La Duodécima. 

Deja tu Comentario