2012-05-21 16:05 FC Barcelona Por: Administrador

La llegada de Neymar, inminente



En este sentido, el Barça debe reforzarse en defensa. Son varios los nombres que han salido a la luz para cubrir las bajas en la zaga y sin  duda es la zona del campo en la que más problemas han surgido a lo largo de la temporada. El primer en caer fue Andreu Fontàs, que se lesionó en la rodilla y de momento sigue con su recuperación. Otra baja, aunque voluntaria del club y el jugador, fue la de Maxwell, que abandonó el equipo en el mercado invernal.

Qué decir también de Eric Abidal y de Carles Puyol. Uno no ha llegado al final de temporada y el otro, el capitán, se perderá la final de Copa del Rey por haber querido solucionar unos problemas que arrastraba desde hacía semanas. Todo ello hace que hombres como Jordi Alba o Thiago Silva estén al caer por el Camp Nou. Ambos ya eran del agrado de Pep Guardiola y no tendrían inconvenientes para recalar en el club azulgrana.



También necesita el Barça refuerzos en la parte de arriba. Este año ha faltado gol y la vuelta de Villa y su estado en la misma son toda una incógnita. El Barça busca un delantero que acepte el papel de secundario y dependiendo de su forma física, el "Guaje" podría adoptar esa función en detrimento de un delantero que pueda marcar una época en el Barça, y aquí entra el nombre de un refuerzo que no era del gusto del de Santpedor. La figura de Neymar Da Silva nunca a gustado al técnico y de ahí que se retrasara su llegada y que cada vez la prensa hablara menos de él, pero lo cierto es que el delantero es un deseo expreso del presidente y a Tito Vilanova no le desagrada tanto como a Guardiola. Es por eso que a partir del próximo sábado empezarán a escucharse nombres a toca teja y acabarán llegando jugadores que hasta ahora era impensable ver vestidos de azulgrana. Jugadores con los que quizás ya hay un acuerdo, esperando este momento.

Por su lado, el jugador tampoco esconde su admiración por el FC Barcelona, sus valores y sus jugadores. De hecho, a uno en concreto al que de nuevo ha enviado un nuevo guiño: "Es una alegría muy importante para mí el cariño de la gente argentina. La rivalidad existe pero cuando un equipo juega a otro contra otro la rivalidad queda de lado. A los que nos gusta el fútbol sabemos apreciar a quien lo hace bien. Para el que entiende el fútbol no importa ni la nacionalidad, ni los equipos que jueguen sino saber apreciar el que juega bien. Yo soy fanático de Messi y para mí es el mejor del mundo a pesar de que es argentino. No importa de dónde es. Si es el mejor hay que decir 'chapeau' y sacarse el sombrero", ha expresado el delantero del Santos en una entrevista a "Pasión Libertadores". Una semana y se dará el pistoletazo de salida.


Deja tu Comentario