2012-02-26 23:02 Real Madrid Por: Administrador

La magia de Cristiano pone la liga en bandeja (0-1)



El encuentro estuvo muy vivo desde el minuto uno. Las reducidas dimensiones del campo del Estadio de Vallecas propiciaron un juego vertiginoso, de idas y venidas, de balones largos y de poco control en el centro del campo. Esa fue la tónica general del fútbol que ambos equipos proyectaron sobre el terreno de juego durante la primera mitad. Buscar la espalda de la defensa rival, era la estrategia de dos equipos bien armados que lo dieron todo para sacar algo positivo de este 'match ball'.

Desde el principio, el cometido de los hombres de ataque rayistas, y sobre todo de Diego Costa, fue el de sacar de quicio a Sergio Ramos y Pepe. El brasileño, bravío como pocos, tuvo varios roces con estos que pudieron acabar muy mal parado para todos. Así, casa uno de ellos acabaron el encuentro con tarjeta amarilla, y, la verdad, es que pudo ser peor.



En la primera mitad el Madrid tuvo un par de ocasiones en varios zurriagados de Cristiano Ronaldo desde fuera del área, pero ninguno de ellos puso gran peligro sobre el marco defendido por Joel Robles. Mientras tanto, los mejores minutos del equipo local estuvieron en el tramo final del primer tiempo, en el que Piti, con un balón estrellado en la mismísima cruceta de la portería defendida por Iker Casillas, tuvo la mejor oportunidad para adelantar a los suyos en el marcador.

Tras el descanso, el Real Madrid intentó inyectar algo de tranquilidad al juego. Controlar y tener el esférico en búsqueda del tanto que les diese el sosiego necesario. Este llegaría a los nueve minutos de la reanudación, cuando Cristiano Ronaldo se sacó de la chistera una genialidad que dejó palpable que es un jugador imprescindible en este equipo, y que es determinante para conseguir puntos vitales para la lucha por el campeonato. Saque de esquina desde el franco izquierdo del ataque del Real Madrid, control de espaldas Cristiano en el centro del área, y en vista de que no había otra solución, se inventa un taconazo inverosímil que pasa entre todos los zagueros rayista y se cuela suavemente en la red de Joel. Magia, criterio y belleza en un gol exquisito que vale su peso en oro.

El Rayo no se rendía, se venía arriba y apretaba las tuercas al Madrid hasta la extenuación, situación que aprovechó el conjunto blanco para intentarlo a la contra, con claras oportunidades para los atacantes madridistas. En una de estas, a escasos minutos del final, Michu realizó una fea entrada por detrás sobre Sami Khedira, lo que dejó al equipo franjirrojo con diez, pero esta sitaución no les llevó a bajar la cabeza, buscaron el tanto del empate hasta el final. Los locales tuvieron varios envites para encontrar el premio de la igualada, pero la suerte, y un genial Iker Casillas, evitaron la igualada.



El Real Madrid se coloca así a trece puntos del Fútbol Club Barcelona en su lucha por el título liguero, a expensas de lo que hagan esta noche en el partido que les mide en Vicente Calderón al Atlético de Madrid.

 

Player Video...
//

 


Deja tu Comentario