2014-12-08 23:12 FC Barcelona Por: Administrador

La mala educación está muy extendida en el Real Madrid



Joan Tubau

Se preguntaba anoche Josep Pedrerol en El Chiringuito por el respeto que se le ha perdido al Real Madrid a raíz del anuncio de la LFP de tomar medidas contra el club blanco por los insultos repetidos y constantes al Barça, a Messi y a Catalunya, que se oyen en el Bernabéu en TODOS LOS PARTIDOS que disputa ahí el Real Madrid. Y preguntaba a sus espectadores si el causante de tamaña afrenta, Javier Tebas, presidente de la LFP, es antimadridista.



Lo que no pregunta el periodista favorito de Florentino Pérez y líder del aparato de propaganda y distracción que tiene montado el presidente blanco en la capital de España es por el respeto del cuerpo técnico del Real Madrid, insultando al Atlético de Madrid con una cancioncita de mal gusto que arrancó la sonrisa de Carlo Ancelotti durante una cena que pretendía ser madridista y acabó siendo antiatlética. Y no lo pregunta porque los mariachis de Florentino andan ahora metidos en la tarea de subir a los altares al presidente del Real Madrid por su lucha contra la violencia, que nunca ha incluido poner fin a la oleada de insultos coreados por miles de gargantas en el Bernabéu contra el Barça, Messi y Catalunya.

Y ahora lo que toca es tratar de demostrar que los gritos de cuatro locos en el Camp Nou son comparables a los insultos coreados por millares de gargantas, incluso con megáfonos, en el Bernabéu durante años y años. Forma parte del guión que sale de la Casa Blanca y recuerda al momento en que después de que Jose Mourinho agrediera por la espalda de forma cobarde y alevosa Tito Vilanova, metiéndole el dedo en el ojo, los medios que controla Pérez se dedicaron a vender la imagen de un Pep Guardiola que estaba al mismo nivel de violencia física y verbal que el antiguo traductor y ayudante técnico del Barça. Cualquier cosa era para ellos equiparable a agredir a un compañero de profesión.

Entonces se trató de elevar cualquier declaración de Guardiola al nivel de agresividad de Mourinho. Ahora estamos con lo mismo. Los que nunca han oído insultos en el Bernabéu pero sí han denunciado, alarmados y repetidamente, a las aficiones que han ofendido a Cristiano Ronaldo, son los que buscan carroña en el Camp Nou tratando de igualar las voces de 15 personas con las de 15.000 en el Bernabéu. Tan espabilados que son para encontrar mierda en el Barça y no se habían enterado todavía de lo que durante años y años se ha gritado en el Bernabéu. Y ahora van y se sorprenden. 



Un tuit de Natividad Rodríguez enviado a Josep Pedrerol resume la situación: "gracias por poner voz a lo que piensa el madridismo". Eso es. Y mejor aún, a lo que piensa Florentino Pérez. Esa es su tarea. Y lo hacen muy bien. 


Deja tu Comentario