2012-08-26 22:08 Real Madrid Por: Administrador

Colunga y el árbitro provocan la derrota del Madrid (2-1)



Player Video...
//

 

Se ha notado una ligera mejoría del Real Madrid en este primer tiempo. José Mourinho no ha querido hacer muchos cambios respecto al partido ante el Valencia y de nuevo ha salido con Lass en defensa e Higuaín y Di María en ataque, mientras que en la defensa ha entrado Albiol, como en Barcelona, en lugar de Pepe. Los blancos han empezado dominando pero sin demasiada precisión. Por su parte el Getafe no estaba disputando un gran partido, pero el mejor estado de forma de los azulones era suficiente para contener a un Madrid que se diluía en ataque.



Cristiano Ronaldo tampoco estaba donde le tocaba y su estado físico empieza a ser preocupante. Sólo Ángel Di María y Özil han creado ocasiones de peligro pero en ocasiones la defensa y en otra el larguero han evitado el gol. La más clara la ha tenido el alemán pero a puerta vacía ha enviado el balón al larguero.

El Madrid lo seguía intentando y el premio no ha tardado en llegar. El autor, cómo no cuando se trata del Getafe, Gonzalo Higuaín. El argentino ha hecho justicia en el marcador y ha adelantado a los que más estaban dando sobre el césped.

En el segundo tiempo, como viene siendo habitual, el bajón del equipo ha sido brutal y el conjunto de Mourinho lo ha pagado excesivamente. Primero con un golazo de cabeza de Valera desde el punto de penalti al palo largo que Casillas no ha llegado a despejar ponía un peligroso empate en el luminoso.



Mourinho ha querido arriesgar y lejos del conservadurismo del que a veces peca ha cambiado a Lass Diarra y a Marcelo para dar entrada a Benzema y a Callejón. Y ahí el partido se ha vuelto loco. Con cinco delanteros el Madrid acongojaba cuando se subía al ataque pero en defensa los huecos eran extremos y en una contra cuando el Madrid estaba volcado en la portería rival ha llegado el segundo local, obra de Barrada. Un gol que sin embargo no debió subir al marcador por una mano previa de Colunga durante la jugada. Hubo ayuditas al Barça en El Sadar y las ha habido también en el Coliseo.

A Mourinho pocas cartas que quedaban por quemar y ha decidido dar entrada a Morata en lugar de Di María, tirándose desesperadamente a por el gol.  Han insistido, han luchado y han creado ocasiones, pero el Madrid no ha podido batir de nuevo a Moyá, que hoy ha estado pletórico. Tercer partido consecutivo sin ganar del Madrid que no deja buenas sensaciones antes de la disputad e la vuelta de la Supercopa. Dos empates y una derrota no son una buena de empezar la temporada. Esperemos que la cosa mejore en los próximos días.


Deja tu Comentario