2013-09-04 10:09 FC Barcelona Por: Administrador

La marcha de Özil pone al vestuario en contra de Florentino



El vestuario del Real Madrid empieza a estar harto de los caprichos de su presidente, Florentino Pérez. Por si no fuera poco el enfado que arrastra Cristiano Ronaldo por convertir a Gareth Bale, un jugador mucho peor que el portugués, en el fichaje más caro de la historia; la plantilla no entiende el porqué de la venta de Özil.

Y así lo manifestó uno de los capitanes, Sergio Ramos, que explicó que si “ yo decidiera en el Real Madrid sería de los últimos jugadores que se irían. Pero él lo ha decidido y el club también”.



Por otro lado, Sergio Ramos creyó conveniente apagar un incendio ahora que había iniciado otro y pidió que “no se genera más debate en el tema de la portería”, pidió respeto hacia las decisiones de Ancelotti y hacia Diego López y aseguró que Iker Casillas “se siente importante en el club”.


Deja tu Comentario