2016-08-31 15:08 FC Barcelona Por: Administrador

De "La Masía no se toca" a liquidación total de existencias en la cantera del Barça



Fede Peris

Aunque a la directiva de Josep Maria Bartomeu se le llene la boca presumiendo de cantera, lo cierto es que el FC Barcelona se ha desviado peligrosamente de la senda que ha marcado la mejor época de la historia, precisamente la que se ha cimentado sobre un núcleo duro de canteranos al que se han agregado los de fuera. Con Tito Villanova llegó a darse la circunstancia de que el FC Barcelona llegó a disputar un partido oficial de Liga con el cien por cien de su alineación formada por canteranos.



Con Pep Guardiola y con Tito Vilanova los canteranos eran siempre mayoría aplastante en las alineaciones del FC Barcelona: seis, siete, ocho, nueve... Con Luis Enrique el promedio ha descendido de forma alarmante. Será porque la cantera no ofrece la calidad de hace unos años o porque el cuerpo técnico actual no confía como los anteriores en los chavales del fútbol base. Lo cierto es que poco a poco van desapareciendo del club nombres emblemáticos de la cantera, mientras que los fichajes llegan todos de fuera. Esta temporada han marchado del club Bartra, Munir, Sandro, Montoya, Tello y Samper. El pasado año se fueron Xavi y Pedro.  Y hace dos años marcharon  Valdés, Cesc, Jonathan dos Santos, Cuenca y Deulofeu. Paralelamente llegaron jugadores de dudoso valor a golpe de talón ario (Douglas, Vermaelen o Song, por citar unos pocos).

Con Guardiola la plantilla azulgrana llegó a estar compuesta de hasta 15 jugadores de la cantera. Ahora sólo son nueve: Piqué, Busquets, Denis, Iniesta, Messi, Rafinha, Alba, Sergi Roberto y Masip. De ellos sólo Denis Suarez, repescado tras su cesión al Villarreal, es alta de este año. Al margen de Víctor Valdés, jugadores con mucha progresión, como Bartra, Deulofeu, Munir y Samper han tenido que emigrar buscando lejos del Camp Nou la confianza que no recibieron en casa. Y lo preocupante es que hace ya dos años que ningún canterano  con cara y ojos da el salto al primer equipo para quedarse con tratamiento de titular. Hemos pasado del lema "La Masa no se toca", que el club desplegó en una pancarta gigante como aviso a la FIFA por su sanción al Barça al desmantelamiento de una cantera que parece en liquidación total de existencias.




Deja tu Comentario