2014-06-14 20:06 Real Madrid Por: Administrador

La mutación de Casillas: sus dos maneras de pedir perdón



Carlos Muñiz

Hace unos años el Barcelona acudió al Bernabéu, se paseó ante un patético Real Madrid y venció por 2-6. El madridismo vivió una noche negra, pero Iker Casillas salió muy entero de la refriega: "No hay que pedir perdón -dijo-, no hemos matado a nadie". Nada que ver con el mea culpa tras el naufragio ante Holanda. ¿Por qué hay que pedir perdón por perder ante Holanda y no cuando un equipo construido a ganar sale humillado en su propia casa por su eterno rival?



Si entonces los jugadores no habían matado a nadie, ahora tampoco. Si hoy hay que pedir perdón porque un equipo no ha sabido estar a la altura de sus propias exigencias, por la misma razón de ser Casillas debió ser el primero en pedir perdón al madridismo tras encajar en el Bernabéu seis goles de su máximo rival.


Deja tu Comentario