2011-12-11 13:12 Real Madrid Por: Administrador

La no expulsión de Messi cambia la suerte del partido



La más clara es la que le perdonó a Leo Messi. Primero le sacó una cartulina por protestar. Pero no por protestar una jugada cualquiera. El pequeño delantero se quejó al colegiado por una falta que ya le habían señalado a favor de los azulgrana. No tenñia suficiente Messi que tuvo que reclamar la tarjeta repetidamente. Al final se la llevó él.

Y estas protestas se le podrían haber girado en contra cuando minutos más tarde cometía una falta sobre Xabi Alonso. Una entrada por detrás cortando un contraataque que debió suponer su expulsión del terreno de juego. Él lo sabía, y por eso enseguida se encargó de levantar la mano pidiendo disculpas. Sabía lo que había hecho y reaccionó al instante al ver que podría ser expulsado. Entonces no protestó como en la falta anterior. Se fue calladito y con la mirada al suelo.



Tampoco protestaron mucho los jugadores del Madrid. Los blancos están por encima de todo eso y dejaron que el colegiado tomara sus decisiones, que en ningún momento llevaron la intención de perjudicar al FC Barcelona y sí hacerlo con el Real Madrid.

La persecución al equipo de José Mourinho hace semanas que debería haber acabado, pero lejos de ello es cada vez más feroz y el Madrid mientras tanto va pagando las consecuencias. ¿Qué hubiera pasado si Pepe realiza esa falta? No sólo lo hubieran expulsado sino que además toda la parroquia culé se hubiera pasado meses recordándolo, como hacen ahora con la entrada que le hizo a Alves en la Champions. Sí, sí, aquella en la que ni siquiera le toca.

Una vez más, el “villarato” actuando por doquier, mientras el Real Madrid no puede hacer nada más que observar cómo le siguen regalando victorias y triunfos al FC Barcelona.




Deja tu Comentario