2015-01-29 00:01 FC Barcelona Por: Administrador

La otra crónica: El Barça sale vivo de la leonera del Calderón



Pedro Riaño

El Barça había puesto las cosas en su sitio, pero muy pronto vería que Gil Manzano -Gil tenía que llamarse estando el Atlético por medio- necesitaba su cuota de protagonismo y lo ha conseguido emulando al mítico Emilio Guruceta. Penalti contra el Barça. Ni era falta, ni fue en el área. Pero eso a Gil Manzano le daba igual. Lo importante era que Florentino Pérez aplaudiera con las orejas. Seguro que lo hizo. Es ese tipo de decisiones que tanto le gustan al hombre que más manda en el cortijo del fútbol español. 



Caza a Messi y Neymar

Así hay que entender que, como se temían los jugadores del Barcelona, el Atlético saliera a zurrar sin contemplaciones intuyendo que el trencilla miraría hacia otro lado. Y Mario Suárez ha iniciado la caza de Messi. al tobillo, a la rodilla, a la pantorrilla, mientras Juanfran le recordaba a Neymar que Alemania le metió siete a Brasil. Hay que ser garrulo e ignorante. ¿No sabía Juanfran que Neymar no jugó ese partido? Ha defendido tan bien Juanfran a la estrella brasileña, que ha conseguido sacar lo mejor de él. Como Arbeloa en la Copa Confederaciones. El primero y el tercer gol del Barcelona. Y lo ha celebrado, con menos ostentación que otros que cuando agreden se convierten en víctimas. Y eso les ha sentado mal a los jugadores del Atlético, que no están acostumbrados a que nadie les meta tres goles en casa en la primera parte.

El hat trick robado a Neymar



Y han ido a por Neymar. Como diría Eduardo Inda refiriéndose a Messi: por lo civil y por lo criminal. Eso es lo que Simeone llama intensidad. Juanfran, Giménez y Raúl García, que estaba en todas partes en donde era posible zurrar. Y a Neymar le han dado hasta en el carné de identidad, algo que ya empieza a ser habitual y hasta entrañable cuando está el Atlético de Madrid delante.  Neymar hoy ha brillado como nunca. Hasta ha conseguido un hat trick que le ha birlado el árbitro anulándole un gol legal. De eso no hablan los colchoneros, que están emperrados en que el árbitro y sólo el árbitro les ha ganado el partido. Y lo dicen porque un lanzamiento en el área del Barça ha rebotado en el brazo de Alba mientras éste, de espaldas al balón. saltaba para interceptarlo con la espalda. 

El linier agrede a Alba y no ve tarjeta

Y claro, el Barça no perdona. Mientras el Atlético protestaba, la pegada blaugrana ha fusilado el 2-3. Con gol iniciado otra vez por Messi y culminado por Neymar. ¡Qué rabia! ¿Verdad? Pues sí. Luego el linier ha agradedido a Jordi Alba con el banderín. De forma involuntaria, claro está. Si llega a ser al revés, de forma involuntaria también, naturalmente, Alba hubiera vista la roja. Seguro.

Gabi se dirige al árbitro con flores a María

Y llegado el descanso hemos visto la cara oculta de este simpático Atlético. Broncas y más broncas, amenazas pendencieras, ajustes de cuentas, conatos de agresión. Iban a por Neymar tratando de desestabilizarle, pero allí no habia nadie más nervioso que los jugadores del Atlético. Y cuesta creer lo que Gabi, expulsado en el descanso, ha dicho al final del partido: "Le he dicho al árbitro que fue penalti y expulsión. Lo verás por la tele". No le ha dicho que el penalti a Mascherano sólo existió en su imaginación, y que también podía verlo por la tele. Pero apreciando el estado de excitación de los jugadores del Atlético dirigiéndose al túnel de vestuarios al final de la primera parte, cuesta creer que Gabi se dirigiera al colegiado con flores a María, que madre nuestra es

El Atlético pega hasta al linier

Y ha dicho Gabi: "Neymar tiene una forma peculiar de expresarse, sobre todo cuando va ganando, que molesta a los demás". Vienen de jugar ante Cristiano Ronaldo y salen ahora con estos remilgos. Por mucho que moleste Neymar cuando gana, Gabi debería entender que molesta mucho más recibir zurriagazos a diestro y siniestro de los jugadores del Atlético cuando pierden. Y si no, que se lo pregunten al linier, que recibió un botazo de Arda Turan. Agresión en toda regla que el árbitro tampoco reflejará en el acta por no molestar. Curioso que el linier agreda a Jord Alba y sea agredido por Arda Turan y aquí no ha pasado nada.

El Calderón, como el Bernabéu, pide sangre

Pataditas, patadas, patadones y hasta coces han repartido los jugadores del Atlético de Madrid. Alguno de ellos extramotivado, mientras el público coreaba cada embestida con un "otra, otra" cuando Messi se revolcaba por el suelo. Hace menos de un mes el Bernabéu ovacionaba a Isco por llevarse por delante a lo bestia a un jugador colchonero. Ahora lo mismo en el Calderón. ¿Será este un problema de la capital de España? ¿La gente va al fútbol a presenciar un partido o a ver a un cristiano comido por los leones? Y lo de Cristiano, sin segundas. 

Sólo el Barça lo puede ganar todo

Pero bien está lo que bien acaba. El Barça vuelve a casa con el Atlético fuera de combate mientras el Madrid lo veía por la tele. Sí, señores. A estas alturas del mes de enero sólo el Barcelona lo puede ganar todo. De aperitivo la Copa, sin rivales de tronío enfrente. Aunque es verdad. A partir de este momento la Copa ha dejado de ser Copa para convertirse en chupito. Un chupito que no interesa a nadie. Es la historia de cada año según va en la feria. ¿A ver si va a ser el Barça el que va a ganar el sextete este año? Tremendo, oiga.


Deja tu Comentario