2011-10-27 00:10 Real Madrid Por: Administrador

La pegada del Real Madrid hunde al submarino (3-0)



Solo cinco minutos necesitó Karim Benzema para demostrar que en Liga él también sabe marcar. Dejó a Higuaín en el banquillo y aprovechó su oportunidad rápidamente después de culminar una jugada a pocos toques: Di María se la pone en largo al Gato con Botas, este controla con el pecho y levanta suavemente ante la salida de Diego López.

Otros cinco minutos necesitó el conjunto merengue para poner tierra de por medio ante el conjunto de Castellón. El Ave Fénix Kaká culminó una gran jugada colectiva desde la frontal con un zurdazo imparable ajustado al palo de Diego López. Era el 2-0 y la noche olía a goleada... como en Málaga.



Pero nada de eso. A la contra, como mejor sabe jugar el Real Madrid, Di María sentenció el partido a la media hora de juego. El balón pasó por Kaká, Ronaldo y Benzema antes de terminar en el fondo de las mallas: cuatro toques y un gol de bella factura. Ahí se acabó el partido.

La segunda mitad fue un puro trámite para ambos equipos. Ronaldo estuvo desaparecido, desafortunado; Higuaín y Özil apenas aportaron nada cuando tuvieron la oportunidad. El Madrid, pensando ya en el partido del sábado, se relajó y apenas creó peligro en la meta contraria. Eso lo vio el Villarreal, que a partir del minuto 75 de partido entendió que tal vez podía hacer algo más en el Bernabéu que hundirse sin intentar torpedear.

Con estos tres puntos, el Madrid se sitúa segundo y el Villarreal sigue merodeando el descenso. CR7 ha desperdiciado una oportunidad de oro para llegar al centenar de tantos con el Real Madrid, mientras que Di María anota el primer tanto en Liga de esta temporada.



 


Deja tu Comentario