2012-11-22 16:11 Real Madrid Por: Administrador

La placa de la UEFA a Mourinho era "ironía"



"Hoy ha pasado esto. Bergonzi (uno de los jueces de área), que estaba a diez metros, también dijo que era penalti. Pero yo estoy tranquilo, porque tengo una sanción pendiente de la UEFA. Y les agradezco la placa de regalo que me han hecho por cumplir cien partidos en Champions".

De esa forma parecía anoche que Mourinho se quejaba de forma subliminal del trato recibido por el Real Madrid y por él por parte de la UEFA. Pero, además, según CUATRO, resulta que la parte relativa a la placa de regalo por los cien partidos no existe.



Se trataría de una ironía por parte del propio Mourinho hacia el estamento europeo, que sí le hizo un regalo a Alex Ferguson cuando alcanzó la centena de choques en Europa, tal y como el mismo técnico del Manchester United le dijo al de Setúbal antes del partido. Si es cierto, sería una nueva evidencia del desprecio absoluto que la UEFA profesa hacia José Mourinho.

Un desprecio que a muchos les sonará a chiste, pero que no tiene nada de gracioso cuando hay que escuchar a Mou decir que no puede hablar porque aún tiene pendiente una sanción. Es completamente cierto. El máximo organismo del fútbol europeo tiene una máxima: Que nadie, absolutamente nadie pueda decir nada que vaya en contra de sus intereses o sus principios, o quejarse por cualquier cosa. Todo aquel que suponga una amenaza a su posición de poder, será defenestrado, como Mourinho. La actitud dictatorial y absolutista de los que rigen el fútbol Continental no tiene límites. Y encima se les ve el plumero...


Deja tu Comentario