2016-02-28 18:02 Real Madrid Por: Administrador

La plantilla del Real Madrid está divida en dos bandos



Las palabras de Cristiano Ronaldo censurando a sus compañeros que no tengan su nivel han dejado al descubierto las importantes diferencias que separan a los componentes de la actual plantilla del Real Madrid, que salvo honrosas excepciones, circula en dos bandos y dos direcciones: jugadores españoles y jugadores extranjeros. Cristiano Ronaldo lidera el bando de los extranjeros y tras él forman Benzema, Pepe, Marcelo, James, Varane, Casemiro, Danilo y  Modric como futbolistas más representantivos. En el otro bando liderado por Sergio Ramos se sitúan Carvajal, Nacho, Arbeloa, Isco y Jesé. Otros, como Bale, Keylor Navas o Toni Kroos, van por libre y no se alinean con nadie.

La división: un secreto a voces

Las duras críticas de Cristiano Ronaldo iban en favor de los ausentes, todos ellos extranjeros: Pepe, Marcelo, Bale, Benzema... Era la constatación de algo que ya es un secreto a voces desde que se inició la temporada. La marcha de Casillas ha dejado muy solo a Sergio Ramos en su misión de cohesionar al vestuario. Ya no bastan con las cenas de hermandad para conjurar al equipo que suele organizar el central andaluz con sus compañeros de forma periódica. Se trata de conseguir esa unidad de verdad. A Benítez se le fue el tema de las manos y Zinedine Zidane ha descubierto en apenas una semana que su plantilla no va unida, de la mano. Son dos bandos que se llevan bien, que se relacionan con cordialidad y que se profesan mutuo respeto. Pero no hay más que eso, no hay amistad. Y así es difícil afrontar una Champions League con la intención de ganarla. Cuando Florentino Pérez situó a Zinedine Zidane en el banquillo en sustitución de Benítez era consciente de la situación que se vive en la plantilla. Por eso eligió a Zidane, para que resuelva el problema. Está en ello, pero le va a costar poner a todos de acuerdo.  

Deja tu Comentario