2016-03-02 19:03 Real Madrid Por: Administrador

Los jugadores dan plantón a una cena de Sergio Ramos



Como ya viene siendo habitual desde que Sergio Ramos tiene mando en plaza en la plantilla blanca, el capitán madridista manifestó a sus compañeros tras la derrota de en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid, su intención de convocar una nueva cena de la plantilla con el fin de aclarar conceptos, superar malos entendidos y generar entre todos, en un ambiente distendido, el clima de unidad necesario para remar todos en una misma dirección que ahora mismo no es otra que ganar La Undécima sí o sí.

La plantilla no quiere más cenas

Sin embargo, esta vez la convocatoria de Sergio Ramos no obtuvo quorum. Sus propios compañeros le sacaron la idea de la cabeza y le recordaron que las anteriores no dieron ningún resultado. "Menos conjuras y más echarle huevos sin más", le respondió uno de los jugadores que últimamente tiene problemas para aparecer entre los titulares. Lo cierto es que la iniciativa de Ramos no ha prosperado, quizá por las secuelas de las palabras de Cristiano Ronaldo en las que decía que las cosas "no se arreglan con besitos, abracitos y cenitas". El capitán está convencido de que este tipo de reuniones siempre son positivas y que ahora mismo la plantilla necesita un golpe de timón de los jugadores para evitar la repetición de la temporada pasada, que acabó en blanco. Pero el ambiente no está para cenas y Sergio Ramos se ha quedado solo en su intentona que, también es cierto, de poco ha servido en las ocasiones precedentes en las que la plantilla ha sido convocada para reunirse en torno a un mantel para ejercer la autocrítica sin técnicos ni directivos delante. La conjura esta vez, si es que se produce, tendrá que salir del propio vestuario. Zidane ha sido claro: "hay que correr más y hay que poner la pierna en los duelos individuales". Tan sencillo como eso. El resto llegará dado por la calidad individual que atesoran los componentes de la plantilla del Real Madrid.

Deja tu Comentario