2011-12-12 12:12 Real Madrid Por: Administrador

La prensa catalana aprovecha para hurgar en la herida



Este era el escenario esperado por la prensa culé para intentar derrotar a un Madrid que cada día ven más cerca de acabar con ellos. La derrota del equipo merengue del pasado sábado a manos de los azulgranas, en lugar de sentar como una puñalada al vestuario madridista, ha servido para aprender una lección y alimentar aún más sus ganas de vencer a su máximo rival.

La caverna culé tiene el terreno allanado para atacar al madridismo, y tiene claro que el objetivo es crear malestar en el vestuario y entre la afición. Así, uno de los señalados por estos es Mesut Özil, al que llevan atacando durante las últimas semanas de una forma incomprensible. Según el diario Sport, la relación de Mourinho y Özil está rota, algo que también se atrevían a señalar la semana pasada, y que acabó con el germano como titular en el Clásico, y algo que le devolverá al once el próximo sábado frente al Sevilla. El míster portugués tiene claro que el germano es uno de los encargados de guiar a este equipo al triunfo, por lo que su confianza no se ha visto trastocada por la derrota frente al Barça.



Otro de los hechos que se atreven a apuntar desde este mismo diario es que Florentino no cree en este proyecto. Falacia total, ya que como hemos narrado en Madrid-Barcelona, el presidente merengue fue el primero en visitar el vestuario madridista tras el partido frente al Barça para apoyar a sus jugadores y mostrarle su apoyo. Un invento más que intenta desprestigiar al madridismo, algo que hace ver que algunos prefieren ver primero los males del enemigo que los suyos propios.

Un nuevo absurdo de la prensa culés es atacar directamente al grupo de portugueses del Real Madrid como los culpables de la derrota del equipo. La cuestión es intentar echar pestes sobre el equipo blanco sea por donde sea. El madridismo tiene claro que si hubo fallos fueron del bloque, como se ha encargado de apuntar Mourinho en el vestuario, y que no hay que crucificar a nadie, porque el equipo sabrá salir de esta.


Deja tu Comentario