2013-04-25 15:04 Real Madrid Por: Administrador

La prensa culé reconoce que Messi es un cacique y Tito una marioneta



El Barça jugó con diez futbolistas en Alemania porque al argentino le apetecía jugar todo el partido. No pensó ni en sus compañeros, ni en el bien de su equipo. Y lo peor de todo es que la prensa culé apenas se refiere al asunto y lo hace con miedo, con muchos reparos a la hora de reconocer que todo el mundo en Can Barça camina con la cabeza agachada en base a los caprichos de Leo. ¡Ay si en vez de Messi hubiera sido Cristiano Ronaldo!. Los palos aún se podrían leer y escuchar...

Pero Cristina Cubero tuvo que reconocerlo en el plató de 'Punto Pelota: "En el fondo, la culpa es de Messi por querer jugar el partido de ida ante el Bayern. Hay un entrenador que debe tener la valentía de decirle a Messi: 'No juegas'. Tenemos el precedente del PSG en el que cojo ganó el partido. Entonces, él mismo tendía que haber dicho que no jugaba, hay un partido de vuelta".



"Ahora no puede quitar a Messi del campo. Tito ha estado tres meses fuera. Ha habido tres meses de anarquía. Estaba Roura, pero no es el entrenador del Barcelona. Ahora, Tito ha vuelto, pero ha vuelto hace muy poco. Ha perdido el pulso del equipo. Volvió con ganas de ser autoritario, de querer marcar distancias, pero ha llegado tarde", añadió.

Al menos, un gesto de honradez por parte de una periodista de la caverna, que ve claramente dónde está el problema del Barcelona: "Todos esperábamos los cambios. No había movimiento, había incapacidad para dar soluciones. El equipo pedía soluciones, porque Messi no estaba. El equipo está acostumbrado a que Messi resuelva todo, pero lesionado no puede resolver. Tito es el que tiene que dar soluciones. Se puede equivocar, pero hay que hacer los cambios. Pero el mensaje es que 'en el minuto 82 hago el primer cambio y es posicional".

La pregunta es: ¿Aprenderá de todo esto el Barça? ¿Se atreverá a darle un toque a Messi?.




Deja tu Comentario