2016-10-10 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

La prensa madrileña admite que se les ha ido la mano y pide disculpas a Piqué



Alfredo Relaño, director del diario As, uno de los medios que en su edición digital dio pábulo a la versión de que Gerard Piqué cortó las mangas de su camiseta de La Roja para eliminar símbolos de España, ha pedido perdón públicamente a Gerard Piqué por haber mantenido durante veinte minutos una información en su edición digital que ha sido la causante directa de la decisión del central blaugrana de dejar la selección después del Mundial de Rusia 2018. De esta manera el director del diario As viene a reconocer que se les ha ido la mano con su acoso y derribo contra Gerard Piqué. Ahora quieren dar marcha atrás, conscientes del peso que Piqué tiene en el equipo de España, aunque no todos los medios madrileños han cambiado su postura de zurrar al central catalán. Este es el contenido del editorial de Alfredo Relaño, director de As: “ Espero que Piqué se lo piense mejor, como ha hecho Messi. Pero, como en el caso de este, entiendo su desfallecimiento. En torno a su figura se ha creado un mal equívoco: ha sido muy combativo contra el Madrid, ha adoptado posturas radicales en sus declaraciones casi sin precedentes, pero en cuanto a la Selección siempre ha sido ejemplar. Como hay madridistas en todas partes, empezó a ser pitado en partidos de La Roja, en una triste moda que empezaba a remitir. Muchos confundieron, de forma casual o intencionada, la motivación de esos gritos dándoles un cariz político y viscoso. Piqué se ha esforzado en declaraciones específicas en separar ambas cuestiones, cosa de agradecer. Aunque algunas de sus arremetidas contra el Madrid me han parecido excesivas, toda cuestión de rivalidad futbolística se hace inocente y abarcable. Otra cosa es el conflicto que mal sobrellevamos desde hace tanto tiempo sobre la identidad catalana. Pero por ahí no ha ido nunca. Piqué ha jugado en la Selección sin tacha, como tantos otros jugadores de su club, ahora y siempre. Hay más aportación de barcelonistas a la Selección a lo largo de la historia que de ningún otro club, conviene no olvidarlo. Ahora, el mal interpretado incidente de las mangas recortadas ha acabado por abatirle, como una última gota que colma el vaso. Otros antes han anunciado su intención de no ser llamados a la Selección tras una larga trayectoria, no es novedad. Pero sí sería el primero que lo hiciera por el ‘conflicto catalán’, lo que sería funesto en este tiempo histórico. Por eso deseo que cambie de idea. Por eso le ofrezco desde aquí disculpas por la ligereza con la que durante veinte minutos este periódico se hizo eco, en la versión digital, de la agitación de las redes sociales, ese barullo inextricable del que poco bueno sale”.

También Marca

También Marca ha reculado a través de un artículo de opinión firmado por José Felix Díaz, curiosamente, jefe de la información del Real Madrid en ese diario. "Gerard Piqué se va. Muchos se alegrarán. La bufanda aprieta su cuello y no les deja ver el fútbol con un poco de objetividad. Es así. El central del Barcelona es a día de hoy insustituible en la selección española, tal y como es Sergio Ramos. A lo lejos aparecen posibles sustitutos (Vallejo y Meré principalmente), pero de momento son sólo proyectos de jugadores por hacer. Esos que se alegran del adiós de Piqué tras el Mundial de Rusia serán los primeros en añorarle, en echar de menos su jerarquía con un balón en los pies. Y es que lo quieran o no, con Ramos ha formado la mejor pareja de centrales del fútbol español con el madridista, con el que se ha entendido cuando había que hacerlo y enfrentado cuando lo tenían que hacer, justo cuando uno y otro han defendido camisetas distintas. Piqué se ha visto lastrado en los últimos años por su particular visión de la vida y del fútbol. En lo primero alguna vez se le ha ido la pinza, pero ha sido el muñeco perfecto para que todo el mundo desahogara sus frustraciones. Se le ha culpado de todo, lo último de utilizar las tijeras para cortar unas mangas de una camiseta. Tremendo. Lo ha hecho otros con anterioridad (Casillas sin ir más lejos) y no ha pasado nada. Lo hace él y es el fin del mundo. Catalán y/o español y azulgrana de pura cepa, de lo que no hay duda es de su compromiso con España, ese que lleva mostrando desde los 16 años, momento en el que se puso la camiseta roja por primera vez y todavía no se la ha quitado. Y así hasta 2018, porque el primero que quiere estar en el Mundial de Rusia defendiendo la camiseta de España es él y con Sergio Ramos a su lado. No lo duden. Se irá en 2018 y su fútbol dejará huérfana a España. No hay nadie imprescindible, pero será de los jugadores a los que se echará de menos. Sus admiradores, por lo que hace en el terreno de juego y los detractores por lo que hace o no hace lejos del césped. Y todo porque a estos últimos les da igual que lo haga o no porque lo acusan igual. Y es que Gerard Pique es diferente al resto. No lo duden".

Deja tu Comentario