2013-09-27 11:09 FC Barcelona Por: Administrador

La propaganda madridista iguala lo de Elche con lo del Barça-Sevilla



Pedro Riaño

La propaganda florentinista tiene las ideas muy claras: villarato, los árbitros benefician al Barça y cuando benefician al Madrid, nos hemos de sentir molestos. Así se expresa Tomás Roncero en Punto Pelota: "No necesitamos ganar así porque el Madrid gana la Liga y los títulos con limpieza, pero el Barça lleva años ganando con estos aliados. Ligas y Champions." Es decir, que Muñiz, favoreciendo descaradamente al Real Madrid, ha conseguido, según Roncero, molestar a los madridistas. El Madrid pasa de gran beneficiado en el campo a víctima en los platós, redacciones y emisoras. Víctima de una nueva injusticia, en este caso recibir un regalo de tres puntos. Y nos lo tenemos que creer. Y no hay mejor defensa para un caso tan escandaloso como el de Elche como el de recurrir al "y tú más" que tan buen resultado proporciona a demagogos y encantadores de serpientes. La mejor defensa para él puede ser una mala acusación.



Roncero es el mismo que antes del Elche-Real Madrid escribía en twitter: "Hoy pita Muñiz, el árbitro de cámara del Barça. El Elche es un gran equipo y no necesita ayudas. Pero no me fío nada del belga-asturiano". Para ser árbitro de cámara del Barça, lo disimuló muy bien. A partir de ahora bien haría Roncero es fiarse de este tipo. Es uno de los suyos. Y lo ha demostrado a lo largo de su trayectoria: 14 penaltis a favor y 2 en contra del Real Madrid. Es sólo un detalle objetivo e incuestionable. Para opiniones todas valen. Efectivamente, el Elche no necesita ayudas, pero parece que el Real Madrid sí necesita la manita de los  árbitros para seguir la estela del Barça con la lengua fuera.

Ahora se trata de igualar la actuación de Muñiz en el Camp Nou en el Barça-Sevilla con la del Elche-Real Madrid. Muñiz anuló un gol a Cala por falta previa a Alves que las imágenes confirmaron. Muñiz se comió la expulsió del sevillista M´Bia por doble amonestación y evitó que el Sevilla jugara la segunda parte con diez hombres. Muñiz permitió que subiera al marcador un gol que llegó 8 segundos fuera de plazo. Esos fueron sus pecados. En Elche perdonó la expulsión de Ramos, dejó sin sanción un penalti de Khedira, castigó con tarjeta una mano del Elche y en una jugada idéntica dejó sin sanción a Arbeloa. Persiguió a los jugadores del Elche a tarjetazo limpio y remató la faena alargando siete minutos un partido para poder convertir en penalti a favor del Madrid una falta que el "cuentista" y "mal profesional"  Pepe se inventa para engañar al árbitro. Los errores de Muñiz en el Camp Nou y en Elche no son comparables, a no ser que la mala conciencia y peor fe obliguen a recurrir a un argumento tan zafio y falso. Está de más el twit de Roncero: "hace dos semanas Muliz protagonizó en Barcelona una tropleía que deja lo de Elche en una broma". Sólo el que no quiere ver puede encontrar más delito en el Camp Nou que en Altabix. Pero Roncero tiene la lección muy bien aprendida. Se sabe la historia del Real Madrid y 101 años de robos y atracos dan para aprenderse la lección de la defensa con el "y tú más". Pero Roncero es así y también es capaz de decir, sin ruborizarse, en Punto Pelota: "Al Madrid le favorecen los árbitros una vez cada cinco años". Seguramente quiso decir una vez cada cinco minutos. Si no, no se entiende. O sí, se entiende todo. Roncero sólo engañará al que quiera ser engañado.


Deja tu Comentario