2017-04-03 12:04 Real Madrid Por: Administrador

La provocación del Barça a Florentino Pérez, que (ahora sí) toca responder



Carlos Muñiz El FC Barcelona no sólo no pide disculpas por el comportamiento de Gerard Piqué, a quien tiene absolutamente descontrolado, sino que incluso hace suyas las críticas del defensa culé contra el Real Madrid como institución y sus valores. "El club ya dejó clara su postura a través de Cardoner y está de acuerdo con Piqué". Son palabras de hoy del presidente Bartomeu que dejan en evidencia el desgobierno en el que vive instalado el FC Barcelona. Si el club está de acuerdo con Piqué, debería haber sido su presidente quien hiciera esas declaraciones, sin necesidad de delegar como portavoz en un futbolista cuya obligación es jugar a fútbol y no defender su institución o atacar a sus rivales. Por ahí ha fallado Bartomeu, que no se entera de lo que pasa en su club y va a remolque de Piqué, que ya ha anunciado su intención de presentarse a la presidencia del Barça. Por otra parte, asumir las barbaridades que dijo Piqué es tanto como hacerlas suyas. Y es ahora cuando Florentino Pérez se plantea seriamente si no ha llegado el momento de romper relaciones con el FC Barcelona. Una cosa es que no se quiera hacer aprecio a las palabras de un descerebrado, de ahí que el club ni se dignara a contestar. Pero que el presidente haga suyas las palabras de Piqué es tanto como firmar debajo de su rúbrica sobre los valores del palco del Bernabéu, los hilos que ahí se mueven, etc. Ahora el Real Madrid sí está obligado a devolver al Barça la pelota con una contestación contundente. De momento Florentino Pérez estudia con sus más allegados esa posibilidad. Lo cierto es que Bartomeu nada puede hacer ante las salidas de tono de Piqué. Él le buscó un sponsor millonario para las próximas temporadas y le debe agradecimiento eterno. Piqué lo sabe, juega con ello y hace lo que le da la gana en el club.  

Deja tu Comentario