2017-01-16 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

La prueba gráfica del intento de robo al Sevilla



Fede Peris Por supuesto, para las fuerzas vivas de la Caverna de Florentino Pérez, la caída de Carvajal dentro del área del Sevilla fue penalti. Nadie se atreve a cuestionarlo, a pesar de que las pruebas gráficas evidencian que hubo simulación de Carvajal, que el portero Sergio Rico se lanzó a por el balón, lo despejó y el lateral madridista se dejó caer encima del portero sevillista. La imagen que ilustra esta información es suficientemente explícita y despeja todas las dudas que pudiera haber producido jugada. En ella puede verse a Rico contactando con el balón y a Carvajal disponiéndose a lanzarse a la piscina buscando el contacto con el portero para hacer más creíble su teatro. Con jugadas como ésta, que han servido para que el Real Madrid abriera el marcador y afrontara los partidos con viento a favor, se ha cimentado la leyenda de la flor de Zidane, que ha necesitado de la colaboración arbitral para conseguir la proeza de mantenerse 40 partidos sin conocer la derrota. El Sevilla tiene motivos más que suficientes para quejarse del estilo arbitral que se muestra predispuesto a favorecer al Real Madrid. En quince días, tres partidos contra el Real Madrid y tres penaltis en contra. El señalado en la ida de la Copa, por un empujón de James a su compañero Modric, pasará a la historia de los grandes disparates del fútbol. El de anoche, tal y como refleja la imagen, fue otro error garrafal, aunque esta vez no fue suficiente para el Real Madrid con la actuación del comodín del árbitro. Él hizo lo que pudo, pero los hombres de Zidane no le acompañaron.  

Deja tu Comentario