2013-09-27 11:09 FC Barcelona Por: Administrador

La prueba que confirma el trato de favor de los árbitros al Madrid



Pedro Riaño

El escandalazo de Elche ha traspasado ya nuestras fronteras y es motivo de conversación en el mundo entero. La imagen del Real Madrid, lógicamente, no sale bien parada. Y lejos de la piel de toro empiezan a entenderse muchas cosas, como que Cristiano Ronaldo, penalti tras penalti, pueda seguir de cerca la estela goleadora de Messi. También se entiende que el Real Madrid acabara la pasada temporada en blanco.



El penalti señalado a Pepe es motivo de chufla y recochineo en el mundo entero, que a partir de ahora podrá entender mejor las históricas quejas del FC Barcelona sobre el comportamiento de los árbitros en España desde que el fútbol es fútbol, aunque en la protesta el Barça nunca estuvo solo. España entera, con los gritos de "así, así, así gana el Madrid" refrenda de manera espontánea una realidad que es clara y diáfana para todos menos para los cortos de visión.

Viendo el penalti señalado por Muñiz en Elche se puede entender por qué el Real Madrid es el equipo al que los árbitros conceden más penaltis a favor y al que le pitan menos en contra. Viendo cómo se puede convertir una falta de un jugador madridista en penalti a su favor, las cifras estadísticas encuentran justificación. Así, entendiendo el reglamento como el "amigo" Muñiz. Por eso al Real Madrid le han señalado en Liga 44 penaltis a favor y 10 en contra, mientras que al Barça le han marcado 25 penaltis a favor y 15 en contra en las últimas cuatro temporadas en las que Florentino ha vuelto a manejar el corral del fútbol español.

Al Madrid le pitan un penalti a favor cada 3,5 partidos. Y en contra, cada 15 partidos. Al Barça le pitan un penalti a favor cada 6 partidos de Liga y uno en contra cada 10 partidos. Podrán entretenerse con el Barça-Sevilla, incluso con Ovrebo, un argumento recurrente muy útil y práctico. Pero la realidad es machacona. Año tras año. Más penaltis a favor y menos en contra. Un año sí y otro también. Y luego resulta que el Barça es el que marca más goles, el que pisa más el área y el que mejor se defiende. Contra todo eso sólo queda el recurso de jugar con 11. Y a eso juega el Madrid. A eso y a crear confusión en su entorno para justificar sus propias miserias, las mismas que les impiden luchar con el Barça de tú a tú por los títulos en juego.




 

Deja tu Comentario