2015-03-15 21:03 Real Madrid Por: Administrador

La rabia de Gareth Bale estaba justificada



Sergio Marco

Gareth Bale aprovechó el rechace de un defensa a disparo de Cristiano Ronaldo de chilena para anotar el primer tanto del Real Madrid. El "Expreso de Cardiff" lo celebró con una rabia desmedida que estaba más que justificada. Salió disparado hacia el banderín de córner y lo pateó con furia. Mientras tanto, se tapaba los oídos. ¿Qué quería expresar con este gesto?



Era su respuesta a los silbidos que se escucharon en el Bernabéu cuando el speaker citó su nombre en el momento de anunciar las alineaciones. Bale, como Casillas y Ancelotti recibieron muestras de desaprobación por parte del público que esta noche se ha dado cita en el Bernabéu. Entre los pitos y los nueve partidos consecutivos que llevaba sin ver puerta, los dos goles de hoy le han sabido a gloria a Gareth Bale y su especial celebración es perfectamente comprensible. Tenía motivos sobrados para celebrar con euforia sus dos goles que esta vez han servido para que el Real Madrid sumara tres puntos ante el Levante.


Deja tu Comentario