2016-01-03 15:01 FC Barcelona Por: Administrador

La reacción de Messi tras el empate en Cornellà



Lionel Messi nunca se queja, pero ayer contra el Espanyol acabó harto. Lamentó su mala fortuna de cara a puerta en las faltas que disparó, y además, se quejó del mal estado del césped, que dificultó mucho el buen juego al que nos tienen acostumbrados los azulgranas.

Cuando se dirigió a los vestuarios lo hizo con cara de pocos amigos y con un cabreo muy importante encima. Tampoco entendió el mal partido del colegiado González González, que ya salió a la palestra en la última jornada del campeonato habiendo ayudado al Madrid en diversas ocasiones contra la Real Sociedad.



No obstante, Messi ya está esperando al próximo partido contra el Espanyol, perteneciente a la Copa del Rey. Quiere hacer daño al conjunto perico y espera hacer un gran partido para dejar clasificado al Barça en el primer partido.


Deja tu Comentario